Glaucoma | 05 JUL 10

Glaucoma de ángulo cerrado, respuestas simples a mecanismos complejos (Parte I)

Explicación de los mecanismos del glaucoma de ángulo cerrado sobre la base de conceptos fundamentados en evidencias
Autor/a: Dr. Harry A. Quigley Am J Ophthalmol 2009;148:657–669.

A lo largo de los últimos años fue cambiando nuestra comprensión del glaucoma de ángulo cerrado (GAC), aparecieron nuevas ideas basadas en pruebas clínicas que confrontaron los mecanismos que se creía explicaban esta patología. El GAC afecta 16 millones de personas en todo el mundo, 4 millones de las cuales son ciegas de ambos ojos. Tres importantes descubrimientos contribuyeron a separar el GAC del abierto (GAA): la observación de Curran acerca de el alivio provocado por la iridectomía para el movimiento lento del humor acuoso a través de la pupila; la demostración de Rosengren de que los ojos con glaucoma pueden clasificarse en ojos más chicos (luego conocido como GAC) y ojos más grandes (GAA) y por último la gonioscopia de Barkan.

Las observaciones epidemiológicas de Alsbirk documentaron una alta prevalencia de GAC en residentes de Groenlandia, lo que confirmó que el tamaño pequeño de los ojos era un factor de riesgo importante. Posteriores estudios demográficos sobre la población, china, hindú, europea y africana, demostraron que GAC aumenta con la edad, es más común en mujeres y existe mayor prevalencia en asiáticos e hindúes que en europeos y africanos. Solo entre 20 y 30% de los pacientes con GAC sufren ataques agudos, el resto es asintomático. Se considera que “glaucoma” se limita a quienes presentan daño del nervio óptico. Los cambios en el disco óptico y campo visual son similares en GAC y GAA, aunque los cambios en el campo visual son más difusos en el GAC. En casos excepcionales, el ojo puede presentar un disco pálido sin excavación, aparentando una neuropatía óptica no glaucomatosa, después de un ataque agudo y breve de cierre del ángulo. En estos casos, la presión intraocular alta mata muchas células ganglionares antes de que pueda producirse la deformación de la lámina cribrosa.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021