El ARN del SARS-CoV-2 es detectable en los adipocitos | 10 DIC 21

El coronavirus apunta a las células grasas

El hallazgo puede explicar por qué las personas con sobrepeso y obesidad tienen más riesgo
Autor/a: Giovanny J. Martínez-Colón, Kalani Ratnasiri, Heping Chen, et al. Fuente: BioRxiv SARS-CoV-2 infects human adipose tissue and elicits an inflammatory response consistent with severe COVID-19

Resumen (PrePrint)

La pandemia de COVID-19, causada por el patógeno viral SARS-CoV-2, se ha cobrado la vida de millones de personas en todo el mundo. La obesidad se asocia con resultados adversos de COVID-19, pero se desconoce el mecanismo subyacente.

En este informe, demostramos que el tejido adiposo humano de múltiples depósitos es permisivo para la infección por SARS-CoV-2 y que la infección provoca una respuesta inflamatoria, incluida la secreción de mediadores inflamatorios conocidos de COVID-19 grave.

Identificamos dos dianas celulares de la infección por SARS-CoV-2 en el tejido adiposo: los adipocitos maduros y los macrófagos del tejido adiposo. La infección por macrófagos del tejido adiposo se restringe en gran medida a una subpoblación de macrófagos altamente inflamatoria, presente al inicio del estudio, que se activa aún más en respuesta a la infección por SARS-CoV-2.

Los preadipocitos, aunque no están infectados, adoptan un fenotipo proinflamatorio. Además, demostramos que el ARN del SARS-CoV-2 es detectable en los adipocitos en los casos de autopsia de COVID-19 y está asociado con un infiltrado inflamatorio.

En conjunto, nuestros hallazgos indican que el tejido adiposo es compatible con la infección por SARS-CoV-2 y la inflamación patógena y puede explicar el vínculo entre la obesidad y el COVID-19 grave.

Resumen de una oración Nuestro trabajo proporciona la primera evidencia in vivo de infección por SARS-CoV-2 en el tejido adiposo humano y describe la inflamación asociada.

Comentarios

El coronavirus parece apuntar tanto a las células grasas como a ciertas células inmunes dentro de la grasa corporal, lo que puede explicar por qué las personas con sobrepeso y obesidad tienen más probabilidades de desarrollar COVID-19 grave, informan los investigadores.

Cuando el virus ingresa a esas células, desencadena una respuesta inflamatoria dañina que "bien podría estar contribuyendo a una enfermedad grave", dijo a The New York Times la coautora principal del estudio, la Dra. Catherine Blish, profesora del Centro Médico de la Universidad de Stanford. Estamos viendo las mismas citocinas inflamatorias que veo en la sangre de los pacientes realmente enfermos que se producen en respuesta a la infección de esos tejidos".

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022