Una hipótesis sobre anticuerpos que imitan al virus | 30 NOV 21

¿Por qué se produce el COVID prolongado?

Los anticuerpos que imitan al virus pueden explicar los efectos secundarios a largo plazo
Autor/a: DOI: 10.1056/NEJMcibr2113694 Fuente: NEJM DOI: 10.1056/NEJMcibr2113694 A Possible Role for Anti-idiotype Antibodies in SARS-CoV-2 Infection and Vaccination

Con alrededor de 256 millones de casos y más de 5 millones de muertes en todo el mundo, la pandemia de COVID-19 ha desafiado a los científicos y al campo de la medicina. Los investigadores están trabajando para encontrar vacunas y terapias efectivas, así como para comprender los efectos a largo plazo de la infección.

Si bien las vacunas han sido fundamentales en el control de la pandemia, los investigadores aún están aprendiendo cómo y qué tan bien funcionan. Esto es especialmente cierto con la aparición de nuevas variantes virales y los efectos secundarios raros de la vacuna, como reacciones alérgicas, inflamación del corazón (miocarditis) y coagulación de la sangre (trombosis).

También quedan preguntas críticas sobre la infección en sí. Aproximadamente uno de cada cuatro pacientes con COVID-19 tiene síntomas persistentes, incluso después de recuperarse del virus. Se cree que estos síntomas, conocidos como "COVID prolongado", y los efectos secundarios fuera del objetivo de las vacunas se deben a la respuesta inmunitaria del paciente.

En un artículo publicado en The New England Journal of Medicine, el Vicepresidente de Investigación de UC Davis y Profesor Distinguido de Dermatología y Medicina Interna William Murphy y el Profesor de Medicina de la Facultad de Medicina de Harvard Dan Longo presentan una posible explicación a las diversas respuestas inmunes a el virus y las vacunas.

Anticuerpos que imitan al virus

Basándose en conceptos inmunológicos clásicos, Murphy y Longo sugieren que la Hipótesis de la Red del Premio Nobel Niels Jerne podría ofrecer ideas.

La hipótesis de Jerne detalla un medio para que el sistema inmunológico regule los anticuerpos. Describe una cascada en la que el sistema inmunológico lanza inicialmente respuestas de anticuerpos protectores a un antígeno (como un virus). Estos mismos anticuerpos protectores pueden desencadenar posteriormente una nueva respuesta de anticuerpos hacia ellos mismos, lo que lleva a su desaparición con el tiempo.

Estos anticuerpos secundarios, llamados anticuerpos anti-idiotipo, pueden unirse y agotar las respuestas de anticuerpos protectores iniciales. Tienen el potencial de reflejar o actuar como el mismo antígeno original. Esto puede resultar en efectos adversos.


Anticuerpos antiidiotipo y SARS-CoV-2.
Tanto la infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2) como las vacunas contra él provocan anticuerpos contra la proteína de pico que el virus utiliza para unirse al receptor de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) en las células diana.
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022