Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas (IDSA) | 29 NOV 21

Nuevas pautas para el tratamiento de infecciones resistentes a los antimicrobianos

Un enfoque en las infecciones por Enterobacterales productores de lactamasa AmpC, Acinetobacter baumannii resistente a carbapenémicos y Stenotrophomonas maltophilia
Autor/a: Pranita D. Tamma, Samuel L. Aitken, Robert A. Bonomo, Amy J. Mathers, David van Duin, Cornelius J. Clancy Fuente: IDSA IDSA Guidance on the Treatment of Antimicrobial-Resistant Gram-Negative Infections: Version 2.0

IDSA publica nuevas pautas para el tratamiento de infecciones resistentes a los antimicrobianos

Resumen

Antecedentes:

La Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas (IDSA) se compromete a brindar orientación actualizada sobre el tratamiento de infecciones resistentes a los antimicrobianos. Un documento de orientación anterior se centró en las infecciones causadas por Enterobacterales productores de β-lactamasa de espectro extendido (BLEE-E), Enterobacterales resistentes a carbapenémicos (CRE) y Pseudomonas aeruginosa con resistencia difícil de tratar (DTR-P. Aeruginosa).

Aquí, se proporciona orientación para tratar las infecciones por Enterobacterales productores de β-lactamasa AmpC (AmpC-E), Acinetobacter baumannii resistente a carbapenémicos (CRAB) y Stenotrophomonas maltophilia.

Métodos:

Un panel de seis especialistas en enfermedades infecciosas con experiencia en el manejo de infecciones resistentes a los antimicrobianos formuló preguntas sobre el tratamiento de las infecciones por AmpC-E, CRAB y S. maltophilia.

Las respuestas se presentan como sugerencias y los fundamentos correspondientes. A diferencia de la orientación del documento anterior, los datos publicados sobre el tratamiento óptimo de las infecciones por AmpC-E, CRAB y S. maltophilia son limitados.

Como tal, la guía en este documento se proporciona como "enfoques sugeridos" basados ​​en la experiencia clínica, la opinión de expertos y una revisión de la literatura disponible. Debido a las diferencias en la epidemiología de la resistencia y la disponibilidad de antiinfecciosos específicos a nivel internacional, este documento se centra en el tratamiento de infecciones en los Estados Unidos.

Resultados:

Se proporcionan sugerencias de tratamientos preferidos y alternativos, asumiendo que se ha identificado el organismo causante y se conocen los resultados de susceptibilidad a los antibióticos. También se analizan brevemente los enfoques del tratamiento empírico, la duración del tratamiento y otras consideraciones de manejo. Las sugerencias se aplican tanto a la población adulta como a la pediátrica.

Conclusiones:

El campo de la resistencia a los antimicrobianos es muy dinámico. Se recomienda la consulta con un especialista en enfermedades infecciosas para el tratamiento de infecciones resistentes a los antimicrobianos.

Introducción

Este documento está actualizado al 17 de septiembre de 2021 y se actualizará anualmente. Las versiones más actuales de los documentos de IDSA, incluidas las fechas de publicación, están disponibles en www.idsociety.org/practice-guideline/amr-guidance-2.0/.

La Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas (IDSA) publicó nuevas pautas informadas por expertos para el tratamiento de enterobacterales productores de β-lactamasa AmpC resistentes a los antimicrobianos (AmpC-E), Acinetobacter baumannii resistente a carbapenémicos (CRAB) y Stenotrophomonas maltophilia.

El aumento de la resistencia a los antimicrobianos (RAM) es una crisis de salud mundial, y algunos expertos predicen que se convertirá en la próxima pandemia. Para mitigar la resistencia a los antimicrobianos, la IDSA trabajó con 6 especialistas en enfermedades infecciosas en ejercicio para desarrollar una guía con un enfoque estricto para el tratamiento de estas infecciones difíciles.

Los datos sobre el tratamiento de AmpC-E, CRAB y S. maltophilia no son concluyentes, por lo que los expertos proporcionaron "sugerencias informadas" en lugar de recomendaciones. Las sugerencias de tratamiento asumen que se ha identificado el patógeno causante y se demostró la actividad in vitro de los antibióticos.

Terapia empírica

Se deben tomar decisiones de terapia empírica con respecto a los patógenos más probables, la gravedad de la enfermedad del paciente y la fuente probable de infección. Los médicos también deben tener en cuenta:

(1) Los organismos previos identificados del paciente y los datos correspondientes de susceptibilidad a los antibióticos en los últimos seis meses.

(2) Las exposiciones a los antibióticos en los últimos 30 días.

(3) Los patrones de susceptibilidad local de los patógenos más probables.

Las recomendaciones hicieron hincapié en distinguir la colonización bacteriana de la infección, especialmente para CRAB y S. maltophilia, ya que una terapia innecesaria puede aumentar la resistencia y dañar a los pacientes. Se advierte a los médicos que no son necesarios ciclos de tratamiento prolongados contra las infecciones por RAM.

Duración de la terapia

No se proporcionan recomendaciones sobre la duración de la terapia, pero se advierte a los médicos que no son necesarios ciclos de tratamiento prolongados contra las infecciones causadas por patógenos resistentes a los antimicrobianos per se, en comparación con las infecciones causadas por la misma especie bacteriana con un fenotipo más susceptible. Una vez que estén disponibles los resultados de la susceptibilidad a los antibióticos, puede resultar evidente que la terapia con antibióticos inactivos se inició empíricamente. Esto puede afectar la duración de la terapia.

Por ejemplo, la cistitis suele ser una infección leve. Si se administró empíricamente un antibiótico inactivo contra el organismo causante para la cistitis, pero de todos modos se produjo una mejoría clínica, los panelistas coinciden en que generalmente no es necesario repetir un cultivo de orina, cambiar el régimen de antibióticos o extender el curso de tratamiento planificado.

Sin embargo, para todas las demás infecciones, si los datos de susceptibilidad a los antibióticos indican que se inició empíricamente un agente potencialmente inactivo, se recomienda un cambio a un régimen eficaz para un ciclo de tratamiento completo (fechado desde el inicio de la terapia activa).

Además, se deben considerar factores importantes del huésped relacionados con el estado inmunológico, la capacidad para lograr el control de la fuente y la respuesta general a la terapia al determinar la duración del tratamiento para las infecciones resistentes a los antimicrobianos, como con el tratamiento de cualquier infección bacteriana.

Finalmente, siempre que sea posible, se debe considerar la terapia oral gradual, particularmente si se cumplen los siguientes criterios:

(1) Se demuestra susceptibilidad a un agente oral apropiado.

(2) El paciente es hemodinámicamente estable.

(3) Medidas razonables de control de la fuente ya han ocurrido.

(4) No hay problemas con la absorción intestinal.

Es cierto que el cumplimiento de estos criterios puede ser un desafío con las infecciones por CRAB y S. maltophilia.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022