Uso racional y evidencias | 23 MAR 21

Neuroimagen de rutina del cerebro prematuro

Enfoque basado en evidencia para el uso de neuroimágenes en el lactante prematuro
2
4
Autor/a: Ivan L. Hand, Renée A. Shellhaas, Sarah S. Milla Pediatrics.2020;146(5):e2020029082
INDICE:  1. Texto principal | 2. Referencias bibliográficas
Texto principal
Introducción

Es fundamental para la evaluación del lactante prematuro identificar la presencia y extensión de la lesión cerebral. Los lactantes prematuros tienen un riesgo significativo de hemorragia intraventricular (HIV), leucomalacia periventricular (LPV), dilatación ventricular post-hemorrágica y otras lesiones neurológicas que pueden o no tener corolarios de imágenes.

A través de la neuroimagen, el neonatólogo puede iniciar intervenciones y planificar la atención de apoyo y evaluar el riesgo de deterioro neurológico futuro.

En 1968, Abraham Towbin1 describió el hallazgo frecuente de HIV en las necropsias de bebés prematuros, con anomalías casi universalmente presentes en los nacidos con menos de 28 semanas de gestación.

Diez años más tarde, Papile y col.2 describieron los hallazgos en la tomografía computarizada (TC) de 46 lactantes consecutivos de muy bajo peso al nacer (MBPN) y demostraron una incidencia de HIV mucho mayor de la que se sospechaba clínicamente.

Ese informe describió 4 grados separados de hemorragia: “Grado I: hemorragia subependimaria, grado II: hemorragia intraventricular sin dilatación ventricular, grado III: hemorragia intraventricular con dilatación ventricular y grado IV: hemorragia intraventricular con hemorragia parenquimatosa."

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021