Más de la mitad de la población será obesa en 10 años | 26 DIC 19

Proyecciones alarmantes sobre obesidad en EE.UU.

Prevalencia proyectada a nivel estatal de obesidad adulta y obesidad severa
Autor/a: Zachary J. Ward, M.P.H., Sara N. Bleich, Ph.D., Angie L. Cradock, Sc.D., Jessica L. Barrett, M.P.H., et al. Fuente: N Engl J Med 2019; 381:2440-2450 DOI: 10.1056/NEJMsa1909301 Projected U.S. State-Level Prevalence of Adult Obesity and Severe Obesity

Resumen

Antecedentes

Aunque la epidemia nacional de obesidad ha sido bien documentada, se sabe menos sobre la obesidad a nivel de los Estados Unidos. Las estimaciones actuales se basan en medidas corporales informadas por las propias personas que subestiman la prevalencia de la obesidad, especialmente la obesidad severa.

Métodos

Se desarrollaron métodos para corregir el sesgo de autoinforme y para estimar tendencias y proyecciones específicas de subgrupo y demográficas específicas del estado de la prevalencia de categorías de índice de masa corporal (IMC).

Los datos de IMC reportados por 6,264,226 adultos (18 años de edad o mayores) que participaron en la Encuesta del Sistema de Vigilancia del Factor de Riesgo de Comportamiento (1993-1994 y 1999-2016) se obtuvieron y corrigieron por sesgo de autoinforme específico de cuantiles con el uso de medidas datos de 57,131 adultos que participaron en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición.

Se ajustaron regresiones multinomiales para cada estado y subgrupo para estimar la prevalencia de cuatro categorías de IMC desde 1990 hasta 2030: bajo peso o peso normal (IMC [el peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la altura en metros], <25), sobrepeso ( 25 a <30), obesidad moderada (30 a <35) y obesidad severa (≥35). Evaluamos la precisión de nuestro enfoque utilizando datos de 1990 a 2010 para predecir los resultados de 2016.

Resultados

  • Los resultados sugieren con alta precisión predictiva que para 2030 casi 1 de cada 2 adultos tendrá obesidad (48,9%; intervalo de confianza [IC] del 95%, 47,7 a 50,1), y la prevalencia será superior al 50% en 29 estados y no inferior al 35% en cualquier estado.
     
  • Se proyecta que casi 1 de cada 4 adultos tendrá obesidad severa para 2030 (24.2%; IC 95%, 22.9 a 25.5), y la prevalencia será mayor al 25% en 25 estados.
     
  • Predecimos que, a nivel nacional, es probable que la obesidad severa se convierta en la categoría de IMC más común entre las mujeres (27.6%; IC 95%, 26.1 a 29.2), adultos negros no hispanos (31.7%; IC 95%, 29.9 a 33.4), y adultos de bajos ingresos (31.7%; IC 95%, 30.2 a 33.2).
     
  • A medida que más adultos cruzan el umbral de la obesidad, la prevalencia del sobrepeso está disminuyendo, un hallazgo que destaca la importancia de evaluar los cambios en el peso en toda la distribución del IMC en lugar de centrarse en una sola categoría.
     
  • Especialmente preocupante es el aumento proyectado en la prevalencia de la obesidad severa, que se asocia con una mortalidad y morbilidad aún mayores y altos costos de atención médica.


Prevalencia nacional proyectada de las categorías de IMC en 2030, según el subgrupo demográfico. Se muestra la prevalencia nacional proyectada de las categorías de IMC en 2030, según el sexo, la raza o el grupo étnico, y el ingreso familiar anual.

Conclusiones

El análisis indica que la prevalencia de obesidad adulta y obesidad severa continuará aumentando en todo el país, con grandes disparidades entre los estados y subgrupos demográficos.

(Financiado por la Fundación JPB).


Comentarios periodísticos de los investigadores

"Lo que es aún más preocupante es el aumento de la obesidad severa", dijo el autor principal Zachary Ward, analista del Centro para la Ciencia de la Decisión de Salud de la Escuela Harvard Chan. "Hace cincuenta años, la obesidad era una condición relativamente rara", dijo Must. "Las personas que eran pobres tenían bajo peso, no sobrepeso. Pero eso ha cambiado".

Una razón es el aumento de las bebidas endulzadas con azúcar y los alimentos ultraprocesados, que aportan calorías pero poca nutrición. Otra es que el precio de los alimentos, incluidas las opciones poco saludables de comida rápida, ha caído en Estados Unidos cuando se ajusta a la inflación.

"Los precios bajos de los alimentos ciertamente son parte de esto", dijo Must. "También hay opciones limitadas para la actividad física. Y se está escribiendo mucho sobre el estrés del racismo estructural y cómo eso influye en los patrones de comportamiento de las personas. Por lo tanto, es muy complicado".

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí