Rol del sistema inmune | 26 NOV 19

Síndrome del intestino irritable

La alteración en la expresión de receptores de tipo Toll, y de algunas citoquinas y quimioquinas sugiere que el sistema inmunológico innato desempeña un papel importante en la fisiopatología del síndrome del intestino irritable, según los resultados de este trabajo.
Introducción

La fisiopatología del síndrome del intestino irritable (SII), trastorno funcional frecuente y asociado con dolor abdominal crónico, distensión y alteraciones en el hábito evacuatorio, entre otros, se comprende poco y se han postulado diversos mecanismos, como la activación del sistema inmune debido a un proceso inflamatorio, entre otros.

Los receptores tipo toll (TLR) son componentes que desempeñan un papel crucial en la respuesta inmunológica de la mucosa intestinal, al desencadenar la expresión de citoquinas y quimioquinas, y su interacción con la microbiota contribuye a la homeostasis y mantenimiento de la integridad de la barrera intestinal.

Estos receptores reconocen un amplio espectro de ligandos, como polipéptidos de bacterias grampositivas, lipopolisacáridos de bacterias gramnegativas y proteínas filamentosas, y regulan la expresión de citoquinas proinflamatorias, antiinflamatorias y quimioquinas.

Este trabajo tuvo como objetivos el estudio de la expresión de los TLR-2, 4, y 5, de citoquinas proinflamatorias como IL-6, y antiinflamatorias, como IL-10, así como de las quimioquinas CXCL-11 y su receptor CXCR-3 en biopsias de colon en pacientes con SII y controles, y la relación entre los niveles ARN mensajero (ARNm) de los TLR, citoquinas y quimioquinas con la alteración de la microbiota intestinal en pacientes con SII, publicada con anterioridad en la institución que originó esta publicación.

Materiales y métodos

Se incluyeron pacientes con SII atendidos en forma ambulatoria en el Servicio de Gastroenterología de un hospital universitario de alta complejidad del norte de la India que cumplieron con los criterios de Roma III y agrupados, según estos criterios, de acuerdo al predominio de diarrea (SII-D), constipación (SII-C) o no clasificado (SII-U).

Como controles fueron seleccionados pacientes sin antecedentes de trastornos funcionales gastrointestinales a quienes se les realizó una sigmoideoscopía flexible debido a sangrado rectal por hemorroides, sin otros hallazgos.

En todos los pacientes y controles se obtuvieron biopsias del sigmoides para la extracción y cuantificación del ARN mediante la reacción cuantitativa en cadena de la polimerasa en tiempo real (qRT-PCR), utilizándose las secuencias genéticas iniciadoras (primers) para la detección de los genes codificadores de TLR-2, 4, 5, IL-6, IL-10, CXCL-11 y CXCR-3, y para ensayos immunohistoquímicos con anticuerpos monoclonales y policlonales.

En los pacientes con SII, se efectuó el análisis de la microbiota fecal, mediante la extracción del ADN junto con la reacción en cadena de la polimerasa para la amplificación del gen del ARN ribosomal 16S de diversas bacterias, y se analizó la correlación entre el número de copias de las bacterias con el valor ARNm de los TLR, citoquinas y quimioquinas.

Para el análisis estadístico, los niveles detectados en el ARN mensajero se expresaron sus medianas e intervalos. Se utilizaron las pruebas de chi al cuadrado y la prueba de U de Mann-Whitney para los datos categóricos y continuos.

La correlación de Spearman se utilizó para determinar la relación entre el valor de ARN mensajero de TLR, citoquinas, y quimioquinas con los síntomas clínicos y el número de copias de las bacterias. Los valores de p < 0.05 se consideraron significativos.

Resultados

Se incluyeron 47 pacientes (20 con SII-D, 20 con SII-C y 7 con SII-U) y 25 controles, con medianas de edad de 34 y 40 años, respectivamente, y predominio masculino (>80% en ambos grupos).

La expresión de ARNm del TLR-4 y del TLR-5 fue significativamente más elevada en los pacientes con SII en comparación con los controles (p = 0.013 y p < 0.001, respectivamente).

Al efectuar comparaciones según el subtipo de SII, se observó que los niveles de ARNm de estos dos receptores resultaron 1.3 y 8 veces más altos en aquellos clasificados como SII-D en relación con los valores obtenidos en los controles y significativamente más elevados en comparación con los pacientes con SII-C (p = 0.013 y p = 0.040, respectivamente).

Asimismo, la expresión de TLR-5 en los pacientes con SII-C fue dos veces mayor (p = 0.021), aunque los niveles de TLR-4 fueron similares (p = 0.239) en comparación con los resultados obtenidos en los controles.

Mediante pruebas inmunohistoquímicas, se observó que la expresión de las proteínas del TLR-4 y TLR-5 fue más intensa en las criptas colónicas y en la superficie luminal de las biopsias de los pacientes. Al efectuar la comparación con los controles, la expresión de TLR-4 fue 4.2 veces más elevada en los pacientes con SII-D, mientras que la del TLR-5 resultó 4.1 y 6.6 veces superior en los agrupados como SII-C y SII-D respectivamente.

En comparación con los valores cuantificados en los controles, el nivel de ARNm de la IL-6 fue 2.2 veces más alto entre los pacientes (p = 0.003), mientras que para CXCL-11 y su receptor CXCR-3, sus niveles fueron 10 y 1.5 veces mayores (p < 0.001 y p < 0.001, respectivamente), sin hallarse diferencias en cuanto a los niveles de IL-10. Se detectó una regulación por disminución en la expresión de esta interleuquina en los pacientes con SII-D en comparación con los clasificados como SII-C y los controles; por el contrario, se identificó una regulación por aumento de CXCL-11 y CXCR-3 en los pacientes con SII-D.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024