El rol de los padres y el pediatra | 24 FEB 19

Seguridad del pasajero infantil

Recomendaciones de seguridad para el viaje en automóvil de los pacientes pediátricos
INDICE:  1. Página 1 | 2. Página 1
Página 1

Introducción

La seguridad del pasajero infantil ha evolucionado dramáticamente en la última década; sin embargo, los accidentes automovilísticos siguen siendo la principal causa de muerte de niños de 4 años y mayores.

Esta declaración de política proporciona 4 recomendaciones basadas en evidencia para alcanzar las mejores prácticas en la elección de un sistema de seguridad para niños a fin de optimizar la seguridad en los vehículos de pasajeros desde el nacimiento hasta la adolescencia.

Recomendaciones basadas en evidencia

(1) Asientos de seguridad para automóviles orientados hacia atrás el mayor tiempo posible.

(2) Asientos de seguridad orientados hacia delante desde el momento en que superan el momento de uso de los asientos hacia atrás para la mayoría de los niños hasta por lo menos los 4 años de edad.

(3) Butacas elevadas con posicionamiento de cinturón de seguridad desde el momento en que superan la edad para los asientos orientados hacia adelante para la mayoría de los niños menores de 8 años.

(4) Cinturones de seguridad que abarcan regazo y hombros para todos los que han superado la edad de uso de butacas elevadas. Además, una quinta recomendación basada en evidencia es que todos los niños menores de 13 años viajen en los asientos de la parte trasera del vehículo.

Es importante tener en cuenta que cada transición está asociada con alguna disminución en la protección; por lo tanto, los padres deben ser animados a retrasar estas transiciones el mayor tiempo posible.

Estas recomendacionesse presentan en forma de un algoritmo que pretende facilitar la implementación de las recomendaciones delos pediatras a sus pacientesy familias y deberían cubrir la mayoría de las situaciones que los especialistas encuentran en la práctica.

La Academia Americana de Pediatría insta a todos los pediatras a conocer y promover estas recomendaciones como parte de la guía anticipatoria de seguridad del pasajero infantil en cada visita de control de salud.

Protección y mecanismos

La mejora de la resistencia a los choques de los vehículos y el mayor uso de los sistemas de retención infantil han afectado significativamente la seguridad de los niños en los automóviles. Estos cambios importantes en el uso de sistemas de seguridad infantil, en particular el uso de butacas elevadas entre los niños mayores, han ocurrido en respuesta a programas de educación pública y mejoras en las leyes de seguridad infantil en casi todos los estados.‍1-3

Además, ha habido un aumento sustancial de la evidencia científica en la que basar las recomendaciones para mejores prácticas de seguridad de los pasajeros infantiles.

Estimaciones actuales de la efectividad de los sistemas de retención infantil indican que los asientos de seguridad para niños reducen el riesgo de lesiones en un 71% a 82%4,5 y reducen el riesgo de muerte en un 28% en comparación con los niños de edades similares con los cinturones de seguridad.‍6

Las butacas elevadas reducen el riesgo de lesiones no fatales entre los niños de 4 a 8 años en un 45% en comparación con los cinturones de seguridad.7 A pesar de este progreso, cada año, casi 1000 niños menores de 16 años mueren en accidentes de vehículos de motor en los Estados Unidos.‍8

La Academia Americana de Pediatría(AAP) apoya fuertemente la seguridad óptima para niños y adolescentes de todas las edades durante todas las formas de viaje.

Esta declaración de política proporciona 5 recomendaciones basadas en evidencia sobre las mejores prácticas para optimizar la seguridad de todos los niños en vehículos de pasajeros, desde el nacimiento a través de la adolescencia (resumen de las recomendaciones en la Tabla 1):

1. Todos los bebés y niños pequeños deben viajar en un asiento de seguridad para auto (ASA) orientado hacia atrás el mayor tiempo posible, hasta alcanzar el mayor peso o altura permitidos por el fabricante de su ASA. Los asientos más convertibles tienen límites que permitirán que los niños  viajen orientados hacia atrás por 2 años o más.

2. Todos los niños que han superado el límite de peso o altura para su ASA orientado hacia atrás deben utilizar un ASA orientado hacia adelante con un arnés durante el mayor tiempo posible, hasta el mayor peso o altura permitidos por el fabricante de su ASA.

3. Todos los niños cuyo peso o altura estén por encima del límite de su ASA orientado hacia adelante deben utilizar un asiento elevador de posicionamiento del cinturón hasta que el cinturón de seguridad del vehículo que abarca regazo y hombro se ajuste correctamente, típicamente entre los 8 y los 12 años de edad.

4. Cuando los niños tienen edad y tamaño suficiente para usar solo el cinturón de seguridad del vehículo, siempre deben utilizar cinturones de regazo y hombro para su óptima protección.

5. Todos los niños menores de 13 años deben ser restringidos a los asientos traseros de los  vehículos para una óptima protección.

Como nota, la recomendación de que todos los niños deben ser sujetos en un ASA orientado hacia atrás o en un ASA convertible en igual posición el mayor tiempo posible representa un cambio significativo con respecto a la política anterior de la AAP, y se basa en datos de los Estados Unidos‍9 así como en la amplia experiencia de Suecia.‍10,11 Es importante tener en cuenta que casi todos los ASA actualmente disponibles tienen límites de peso para su uso orientado hacia atrás que pueden acomodar niños de 35 a 40 libras.‍12

Ciertas consideraciones contenidas en esta declaración de política son relevantes para los viajes en aerolíneas comerciales, y se señalan en el reporte técnico acompañante.

Declaraciones adicionales de la AAP proporcionan recomendaciones específicas para optimizar la seguridad de bebés prematuros y con bajo peso al nacer,13 niños en autobuses escolares,14 y niños que utilizan otras formas de viaje y vehículos recreativos.‍15–17

Además, las declaraciones de política complementarias de la AAP proporcionan recomendaciones para conductores adolescentes‍18 y para el transporte seguro del recién nacido19 y de niños con necesidades de salud especiales.‍20, 21

Los pediatras juegan un papel crítico en promover la seguridad de los niños pasajeros.

Para facilitar la difusión de su implementación en la práctica, las recomendaciones basadas en evidencia para la óptima protección de niños de todas las edades envehículos de pasajeros se presentan en forma de algoritmo (‍Figura 1) con una tabla de explicaciones y definiciones acompañantes (‍Tabla 2). Un resumen de la evidencia que apoya estas recomendaciones se proporciona en el informe técnico acompañante.22

Dado que los pediatras son una fuente confiable de información para los padres, necesitan mantener un nivel básico de conocimiento de estas recomendaciones de mejores prácticas, promoviendo y documentando las mismas en cada control de salud. La prevención de lesiones por accidente de vehículo de motor es única en temas de supervisión de la salud, y es el único tema recomendado en cada visita de control de salud por Bright Futures.‍23

Los pediatras también pueden utilizar esta información para promover la seguridad del pasajero infantil a nivel de educación pública, legislación, y normativa local, estatal y nacional a través de una variedad de actividades de promoción, incluyendo alinear la ley de seguridad del pasajero infantil estatal con las mejores recomendaciones de práctica promovidas en esta declaración de política.

Se insta a los pediatras a mantenerse al corriente de la evolución de las guías y recursos existentes en seguridad de vehículos de motor para niños.

En particular, muchas comunidades tienen técnicos especializados en seguridad del pasajero infantil que han completado un curso de administración de seguridad vial nacional estandarizado y que pueden proporcionar  asesoramiento y orientación a las familias.

En la mayoría de las comunidades, estos técnicos de seguridad trabajan en estaciones de inspección formales. Recursos adicionales para pediatras y familias pueden hallarse en www.aap.org o www.healthychildren.org.

Tabla 1. Resumen de recomendaciones de mejores prácticas

Recomendación de mejores prácticas Información complementaria

1) ASA convertible o especial para lactantes orientado hacia atrás

Todos los lactantes y niños pequeños deben viajar en un ASA orientado hacia atrás, tanto cuanto sea posible, hasta que alcancen el mayor peso o altura permitidos por el fabricante de su ASA

Los asientos solo orientados hacia atrás generalmente tienen un asa para su transporte y pueden adosarse a una base que se instala en el vehículo. Solo se pueden utilizar orientados hacia atrás. Los ASA convertibles se pueden usar hacia adelante o hacia atrás y por lo general tienen límites de peso y altura más altos que los que miran solo hacia atrás.

Cuando los niños que usan asientos solo orientados hacia atrás alcanzan el mayor peso para sus asientos, deben continuar mirando hacia atrás en un asiento convertible el mayor tiempo posible. La mayoría de los asientos convertibles actualmente disponibles se pueden usar orientados hacia atrás al menos hasta las 40 libras.

2) ASA convertible o combinado utilizado mirando hacia adelante
Todos los niños que han superado el límite de peso o altura para su ASA orientado hacia atrás deberían usar un ASA orientado hacia adelante con un arnés durante todo el tiempo que sea posible, hasta alcanzar el peso o altura más alto permitido por el fabricante del ASA.

Los ASA combinados son asientos que se pueden usar orientados hacia adelante con un sistema de arnés y luego, cuando el niño excede el límite de altura o peso para el arnés, como asiento elevador con el arnés retirado.

La mayoría de los modelos de ASA convertibles y combinados pueden adaptarse a niños de hasta 65 lb y algunos de hasta 70–90 lb cuando se usan orientados hacia delante. El límite de peso máximo más bajo para los asientos de seguridad orientados hacia adelante actualmente disponibles es de 40 lb.

3) Asiento elevador de posicionamiento del cinturón

Todos los niños cuyo peso o altura estén por encima del límite de orientación hacia delante de su ASA deben usar un asiento elevador de posicionamiento del cinturón hasta que el  cinturón de seguridad de regazo y hombros del vehículo se ajuste correctamente, por lo general cuando se alcanzan los 8 a 12 años de edad.

Algunos modelos de vehículos ofrecen asientos integrados orientados hacia adelante con un sistema de arnés. El manual del propietario del vehículo proporciona instrucciones para el uso de asientos integrados. Puede considerarse un chaleco de viaje a prueba de choques para niños con necesidades especiales o en situaciones donde un ASA tradicional no puede ser instalado correctamente.

Existe una ventaja de seguridad para los niños pequeños que permanecen en asientos de seguridad con arnés durante el mayor tiempo posible antes de la transición a los asientos de elevación.

Los asientos elevadores funcionan colocando al niño de modo que las partes del cinturón de seguridad del vehículo que abarcan regazo y hombro se ajusten correctamente: la parte del regazo del cinturón debe encajar a lo largo de las caderas y la pelvis, y la parte del hombro debe cruzar a través de la mitad del hombro y el pecho.

Hay modelos con respaldo alto (que se extienden desde la espalda hasta más allá de la cabeza del niño) y sin respaldo. Pocos modelos de vehículos ofrecen asientos elevados integrados.

4) Cinturón de seguridad del vehículo para regazo y hombros

Cuando los niños tengan la edad suficiente y sean lo suficientemente grandes para usar solo el cinturón del asiento del vehículo, siempre deben usar cinturones de regazo y hombro para suprotección óptima.

La parte del regazo del cinturón debe quedar baja cruzando a través de las caderas y la pelvis, y la parte del hombro debe caber a través de la mitad del hombro y el pecho cuando el niño se sienta con la espalda apoyada en el respaldo del asiento del vehículo.

Si esto no ocurre, es probable que el niño sea demasiado pequeño para usar el cinturón de seguridad del vehículo solo y debe continuar utilizando un asiento elevador de posicionamiento del cinturón.

5) Todos los niños menores de 13 años deben estar restringidos a los asientos traseros de los vehículos para una protección óptima

Los ASA deben instalarse firmemente ya sea con el cinturón de seguridad del vehículo o con el sistema LATCH, si está disponible. El LATCH es un sistema para adjuntar un ASA al vehículo sin utilizar el cinturón de seguridad. Fue diseñado para facilitar la instalación del ASA.

Ya sea que los padres usen LATCH o el cinturón de seguridad, siempre deben asegurarse de la correcta instalación del ASA en el vehículo.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024