Marcador de desarrollo futuro | 30 MAY 16

Apgar a los 5 minutos y desarrollo a los 5 años

Los autores por lo tanto, llevaron a cabo un estudio basado en la población que examina de manera integral la relación entre la puntuación de Apgar a los 5 minutos y la vulnerabilidad del desarrollo a los 5 años.
Autor/a: Neda Razaz, W Thomas Boyce, Marni Brownell, Douglas Jutte, Helen Tremlett, Ruth Ann Marrie, K S Joseph Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 2016 Mar;101(2):F114-20. doi: 10.1136/archdischild-2015-308458. Epub 2015 Jul 17.
INDICE:  1. Página 1 | 2. Página 2
Página 1

INTRODUCCIÓN

Introducido por Virginia Apgar en 1952, este índice mide el estado de salud de los recién nacidos basado en la frecuencia cardíaca, la respiración, el color, el tono muscular y la irritabilidad de los reflejos. El índice de Apgar al nacer y al minuto del nacimiento fue inicialmente desarrollado para evaluar la condición inmediata del recién nacido y la posible necesidad de reanimación.

Estudios posteriores demostraron la capacidad del índice de Apagar a los 5 minutos para predecir los resultados cognitivos a largo plazo como un coeficiente intelectual reducido, una menor puntuación en aritmética y en la alfabetización, discapacidad neurológica y menor función cognitiva a los 19 años. En niños en edad escolar, los bajos índices de Apgar se vincularon a discapacidades menores en lo motor, el lenguaje, el habla y el desarrollo.

"...mide el estado de salud de los recién nacidos basado en la frecuencia cardíaca, la respiración, el color, el tono muscular y la irritabilidad de los reflejos."

La mayoría de los estudios de seguimiento que examinan el pronóstico a largo plazo del índice de Apgar en los resultados del niño se centraron en la relación entre puntuaciones de Apgar a los 5 minutos extremadamente bajas, como las vinculadas a asfixia severa al nacer, y distintos perfiles neurocognitivos como el CI y la capacidad académica. Prácticamente, ningún estudio previo ha examinado el desarrollo correlacionado con la puntuación de Apgar como una variable continua, en todo el espectro de puntuaciones registradas.

Además, no existen estudios que hayan evaluado el rendimiento pronóstico de la puntuación de Apgar a los 5 minutos para identificar la vulnerabilidad del desarrollo de los niños en edad escolar. Un programa de diagnóstico precoz podría identificar a los niños de alto riesgo que potencialmente podrían beneficiarse de intervenciones diseñadas para mitigar los problemas de desarrollo en la edad escolar. Los autores por lo tanto, llevaron a cabo un estudio basado en la población que examina de manera integral la relación entre la puntuación de Apgar a los 5 minutos y la vulnerabilidad del desarrollo a los 5 años.


MÉTODOS

Diseño del estudio
Se incluyeron en la cohorte de estudio todos los niños nacidos en Manitoba, Canadá, entre el 1 enero de 1999 y el 31 de diciembre de 2006, con una edad gestacional de 37 semanas o más y un a Apgar a los 5 min documentado, así como con una evaluación completa por un Instrumento de Desarrollo Temprano (IDT) a los 5 años entre 2005 y 2011. Los datos se obtuvieron del Centro de Datos de Investigación de la Salud de la Población de Manitoba, que recopila información sobre la utilización de los servicios de salud y sociales de todos los residentes de Manitoba.

Se utilizaron dos fuentes de datos para determinar el estado socioeconómico (ESE) de los niños en el estudio: los datos de Asistencia de Empleo e Ingresos de la provincia (la identificación de aquellos que requieren ayuda social o complemento del ingreso) y los datos de Censo (proporcionando el ingreso medio de los hogares por área de residencia).

Finalmente, se accedió a los datos del IDT, que proporciona información sobre los resultados del desarrollo en la primera infancia y la preparación para la escuela, a través de la vinculación con la Oficina de Manitoba del Niño Sano. Todos los archivos de datos utilizados en este estudio fueron anónimos, y la vinculación en el nivel individual se realizó con un número de identificación personal de la salud mezclado. La fiabilidad y la validez de estas fuentes de datos han sido previamente documentadas.

Variables pronósticas y resultados
La variable de pronóstico primario de interés fue la puntuación de Apgar a los 5 minutos tomada rutinariamente (en adelante denominada "puntuación de Apgar) del registro del hospital. La puntuación de Apgar fue analizada de varias maneras: (a) utilizando categorías convencionales: los valores de Apgar 0-6, 7, 8 y 9-10; (b) las categorías revisadas: los valores de Apgar de 0-3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10 (los valores de Apgar de 0 a 3 fueron agrupados juntos debido a los valores pequeños); (c) como una variable continua y (d) como una variable continua con un término cuadrático para evaluar la posibilidad de una relación no lineal con los resultados de desarrollo.

Otras variables independientes incluidas en el modelo pronóstico fue sexo del bebé (masculino vs femenino), peso al nacer para la edad gestacional, edad del niño en años en el momento de la evaluación del IDT, la edad gestacional al nacimiento en semanas completas (37, 38, 39, 40, 41 y ≥42), inicio de la lactancia (sí vs no) y el ESE. El peso al nacimiento para la edad gestacional se clasificó como: pequeño (< percentil 10), apropiado (percentil 10 a 90) y grande (> percentil 90).

El ingreso familiar de cada niño fue obtenido del ingreso medio de los hogares en cada área residencial del niño (basado en el código postal) obtenido a partir de los datos del Censo Canadiense 2006. Esto se complementó con la información sobre si los padres recibieron ayuda a sus ingresos en cualquier momento desde el nacimiento del niño hasta la evaluación por el IDT. El ESE de la familia se basó en el quintil de ingresos y en la recepción de asistencia de ingresos, y fue clasificado como bajo (quintil 1 o los que reciben ayuda a los ingresos), medio (quintiles 2 y 3) y alto (quintiles 4 y 5). 

El resultado primario de interés fue el desarrollo en la infancia, según lo medido por el IDT. El IDT se administró de forma rutinaria cada dos años en los 37 distritos escolares públicos en Manitoba a partir de 2005/06. Los maestros -remunerados por su distrito escolar- completaron el IDT para cada niño en su clase de jardín de infantes (rango de edad 5-7 años) a mitad del año escolar.

El IDT consta de 104 ítems binarios y de la escala de Likert diseñado para aprovechar cinco áreas centrales del desarrollo infantil temprano: salud física y bienestar; competencia social, madurez emocional, desarrollo lingüístico y cognitivo y habilidades de comunicación y conocimientos generales. Los niños fueron considerados vulnerables en un dominio si sus puntuaciones cayeron por debajo del percentil 10 basado en las puntuaciones nacionales del IDT.

Análisis estadístico
La frecuencia de cada valor del índice de Apgar se calculó en categorías de las características maternas y neonatales. Las variables elegidas como determinantes pronósticos fueron seleccionadas debido a la presunta asociación con la vulnerabilidad del desarrollo basado en la literatura, así como la disponibilidad en la fuente de datos de los autores. Se utilizó regresión logística multivariable para examinar la asociación entre cada variable independiente y la vulnerabilidad de cada dominio del IDT. Los resultados se expresaron como ORs con ICs del 95%. Se evaluaron los modelos para un buen ajuste utilizando el criterio de información de Akaike (CIA).

Además de la vulnerabilidad de modelado del IDT, los autores también evaluaron el rendimiento del modelo de pronóstico para identificar cualquier vulnerabilidad del desarrollo. La probabilidad de vulnerabilidad pronosticada por el modelo para cada dominio del IDT fue categorizada como  identificación de riesgo bajo (<10%), riesgo medio (10% -19%) y alto riesgo (≥20%) de un resultado adverso en el desarrollo.

La probabilidad de vulnerabilidad pronosticada por el modelo en cualquiera de los dominios del IDT se clasificó como de riesgo bajo (<30%), riesgo medio (30%-44%) y alto riesgo (≥45%) de cualquier resultado adverso del desarrollo. Estos valores de corte fueron elegidos basados en la prevalencia de la vulnerabilidad provincial, ya que aproximadamente el 11% de los niños son vulnerables en un dominio del IDT, y el 28% de los niños son vulnerables en uno o más dominios.

Los autores evaluaron el rendimiento del modelo de pronóstico en términos de capacidad de calibración, capacidad de estratificación y la precisión de la clasificación para identificar a los niños con alto riesgo de vulnerabilidad del desarrollo.

Se utilizó un valor p de dos caras <0,05 para definir la significación estadística. No se realizó el ajuste para comparaciones múltiples en este estudio exploratorio. La Junta de Investigación Ética en Salud de la Universidad de Manitoba aprobó el estudio, y el Comité de Privacidad de Información sobre la Salud de Manitoba aprobó el acceso a los datos. Los análisis se realizaron con SAS V.9.2 (SAS Institute, Cary, Carolina del Norte, EE.UU.).


RESULTADOS

Hubo 33.883 niños (media de edad=5,7 años) con una edad gestacional ≥37 semanas y datos completos de Apgar e IDT que se incluyeron en el estudio. La mayoría (82%) de los niños tenían una puntuación de Apgar de 9 y 1% tuvieron una puntuación <7. Sólo el 0,2% de los niños tenían una puntuación de Apgar ≤4. Como era de esperar, la baja puntuación de Apgar fue también más común entre los varones, los nacidos vivos pequeños para la edad gestacional, los niños de madres que no iniciaron lactancia materna y los que tienen un ESE bajo.

En general, la prevalencia de vulnerabilidad en uno o más dominios del IDT fue del 28%, siendo los dominios físicos y de lenguaje los que tienen los mayores índices de vulnerabilidad en un 12% y 12%, respectivamente. Hubo una tendencia decreciente, graduada de la tasa de vulnerabilidad en todos los dominios del IDT con el aumento de la puntuación de Apgar. Las tasas de vulnerabilidad para los dominios físicos (23%), sociales (18%) y emocionales (16%) fueron más altos entre los niños con una puntuación de Apgar de 5.

El modelo pronóstico para categorizar a los niños en grupos de bajo (<10%), medio (10% -19%) y alto riesgo (≥20%) para la vulnerabilidad en el dominio físico mostró una razonable capacidad de calibración; se encontró que un 7,6% y 25% de los niños de bajo riesgo en comparación con los de alto riesgo eran vulnerables en el dominio físico. Se obtuvieron resultados similares con respecto a la capacidad de calibración en los otros dominios del IDT.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022