Asociado a posturas de yoga | 29 MAR 16

La meditación podría ayudar a aliviar el dolor lumbar crónico

Un estudio encontró que superó a la terapia cognitivo-conductual y a la atención usual

La meditación podría funcionar mejor que los analgésicos para aliviar el dolor lumbar crónico, sugiere un nuevo ensayo clínico.

El estudio encontró que un programa llamado mindfulness-based stress reduction (MBSR, reducción del estrés basada en el mindfulness [atención plena]) superó a la atención médica estándar para la gestión del dolor lumbar.

Tras un año, las personas que asistieron a clases de MBSR tenían más de un 40 por ciento de probabilidades de mostrar mejoras "significativas" en el dolor y las actividades diarias, en comparación con las personas que buscaron atención convencional para su dolor de espalda.

El MBSR conlleva sesiones de grupo de meditación y algunas posturas sencillas de yoga. El enfoque es hacerse consciente de las sensaciones corporales, los pensamientos y las emociones, sin tratar de cambiarlos, explicó el líder del estudio, Daniel Cherkin, investigador principal del Instituto de Investigación sobre la Salud Grupal, en Seattle.

No está exactamente claro por qué el método de mindfulness puede aliviar el dolor de espalda, según Cherkin.

Pero enfatizó que nadie está diciendo que el dolor solo está "en la cabeza de la gente".

"La investigación neurológica ha demostrado cómo el cuerpo y la mente de verdad están interconectados", señaló Cherkin. La forma en que la mente percibe y responde al dolor es crítica, dijo.

Según Cherkin, el MBSR puede ayudar a las personas a reconocer cómo se están sintiendo, tanto en lo físico como en otras áreas, sin reaccionar ni "estresarse". Y eso podría ayudarles a gestionar los problemas crónicos de espalda.

El estudio aparece en la edición del 22 de marzo de la revista Journal of the American Medical Association.

Los hallazgos se basan en 342 adultos con dolor lumbar persistente durante al menos tres meses. La mayoría habían sufrido mucho más tiempo, con un promedio de siete años, según los autores del estudio.

Ninguno de los participantes del estudio tenía una causa clara del dolor, como por ejemplo una luxación de un disco de la columna. Y ese es el caso de la mayoría de personas con dolor lumbar, dijo Cherkin.

"Para estas personas, no hay un tratamiento singular que funcione", lamentó. "Probablemente eso se deba a que muchos factores distintos provocan el dolor de las personas".

El equipo de Cherkin asignó a cada paciente a uno de tres grupos de forma aleatoria. Los del grupo del MBSR debían asistir a ocho sesiones semanales dirigidas por un instructor, e iniciar una práctica de meditación y posturas básicas de yoga en casa.

Un segundo grupo fue asignado a ocho sesiones de terapia cognitivo conductual, una forma de consejería psicológica en que las personas aprenden a cambiar los patrones de pensamiento y las conductas negativas.

La terapia también trabaja con la mente, pero es distinta de la meditación, dijo Cherkin, porque busca "cambiar las cosas activamente".

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023