Ciclos del sueño y stress | 10 FEB 16

Sueño, ansiedad y depresión

Dormir mal en la fase MOR podría estar vinculado con un riesgo más alto de ansiedad y depresión

Un estudio preliminar sugiere que el estrés emocional aumenta cuando esa fase está alterada, creando un 'círculo vicioso'

Al dormir, la fase MOR (movimiento ocular rápido) es en la que aparecen los sueños, y no dormir bien durante esta fase se ha asociado desde hace mucho tiempo con el insomnio crónico.

Pero una nueva investigación amplía esa asociación, y sugiere que dormir mal y de forma "inquieta" durante la fase MOR, tal y como lo experimentan los pacientes de insomnio podría, a su vez, reducir su capacidad de hacer frente al estrés emocional, lo que aumenta el riesgo de depresión o ansiedad crónicas.

"Estudios anteriores han apuntado a la fase MOR del sueño como la candidata más probable implicada en la regulación de las emociones", comentó el autor del estudio, Rick Wassing, candidato doctoral en el Departamento de Sueño y Cognición del Instituto de Neurociencia de los Países Bajos, en Ámsterdam.

Wassing indicó, por ejemplo, que cuando la fase MOR está empezando, las hormonas clave de la activación (arousal), como la serotonina, la adrenalina y la dopamina están inactivas. Esto, añadió, podría indicar que cuando se duerme bien en la fase MOR es cuando el impacto emocional de los recuerdos se procesa y resuelve adecuadamente.

Pero cuando el sueño en la fase MOR está alterado, se puede acumular el malestar emocional. Y Wassing dijo que los hallazgos actuales indican que con el tiempo esta acumulación lleva finalmente a un "círculo vicioso" de un estado de activación demasiado alto, durante el cual el insomnio fomenta el malestar, que fomenta la activación, lo que fomenta el insomnio continuo.

Wassing y sus colaboradores comentan sus hallazgos en la edición temprana de la revista PNAS, publicada el 8 de febrero.

Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU., dormir conlleva entrar en 5 fases diferentes, lo que de forma amplia es el paso del sueño ligero, al sueño profundo y al sueño MOR. Este ciclo se repite entonces varias veces a lo largo de la noche.

La última fase, MOR, se caracteriza por una respiración rápida y superficial, un movimiento ocular rápido, y un aumento de la frecuencia cardiaca y la presión arterial. También da lugar a los sueños. Los expertos creen que la fase MOR activa los centros cerebrales que son fundamentales para el aprendizaje, y podría ser vital para el desarrollo saludable del cerebro de los niños.

Para explorar la importancia de dormir bien en la fase MOR con respecto a la regulación emocional, los investigadores holandeses realizaron un estudio con dos partes.

La primera parte consistía en la respuesta a un formulario por parte de casi 1,200 participantes (con un promedio de 52 años de edad) que se inscribieron en el Registro Holandés del Sueño. Pidieron a todos que hicieran un autorreporte sobre la gravedad de su insomnio, además de su malestar emocional, su nivel de activación y/o los pensamientos perturbadores que tenían por las noches.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022