Salud ambiental y embarazo | 03 FEB 16

Vinculan la contaminación atmosférica con el riesgo de parto prematuro

El estudio no demuestra que haya una relación causal, pero los investigadores creen que la asociación es significativa
Autor: Robert Preidt MedlinePlus

La exposición a niveles altos de contaminación atmosférica durante el embarazo podría aumentar el riesgo de tener un bebé prematuro, según una nueva investigación.

Para realizar el estudio, los investigadores examinaron casi 225,000 nacimientos de un solo bebé en Ohio entre 2007 y 2010. Más de 19,000 de ellos fueron partos prematuros, antes de las 37 semanas de embarazo.

La exposición a niveles altos de contaminación atmosférica de partículas pequeñas durante el embarazo se asoció con un riesgo un 19 por ciento más alto de parto prematuro. El riesgo llegaba a su punto más alto cuando los niveles altos de exposición se producían durante el tercer trimestre, según el estudio.

"Aunque el aumento del riesgo es modesto, el posible impacto es robusto, ya que todas las mujeres embarazadas están potencialmente en riesgo", comentó la autora del estudio, la Dra. Emily DeFranco, investigadora médica en el Centro de Prevención de Nacimientos Prematuros del Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati, en un comunicado de prensa del centro médico.

El tipo de contaminación atmosférica observado en el estudio está compuesto por partículas pequeñas procedentes del tubo de escape de los coches o de la quema de madera, carbón y otros combustibles fósiles. Según la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU., este tipo de contaminación ambiental puede inhalarse hasta la parte profunda de los pulmones.

Las mayores tasas de nacimientos prematuros se observaron entre las mujeres de a partir de 40 años de edad, las mujeres negras, las que no tuvieron una atención médica prenatal o tenían un nivel educativo más bajo, y las que se expusieron a niveles de contaminación atmosférica de partículas pequeñas por encima del estándar de la EPA, según los investigadores.

Los hallazgos aparecen en una edición reciente en línea de la revista Environmental Health.

El informe no demuestra que la exposición a la contaminación atmosférica provoque los partos prematuros, pero los investigadores creen que la asociación es significativa.

"Estimamos que reducir la cantidad de materia particulada en el aire por debajo del umbral estándar de la EPA podría bajar la cantidad de partos prematuros en las mujeres expuestas a niveles altos de partículas pequeñas en aproximadamente un 17 por ciento, lo que corresponde a una reducción del 2.22 por ciento en la tasa de nacimientos prematuros en la población como un todo", dijo DeFranco.

En un estudio anterior, DeFranco encontró que la exposición a unos niveles altos de contaminación atmosférica particulada en el tercer trimestre del embarazo se asociaba con un riesgo un 42 por ciento más alto de parto de mortinato.

El año pasado, la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) incluyó dos áreas de Ohio (Cincinnati-Wilmington-Maysville y Cleveland-Akron-Canton) dentro de una lista de las 10 regiones de Estados Unidos con una peor contaminación atmosférica en un año entero.

FUENTE: Cincinnati Children's Hospital Medical Center

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí