La apasionante historia de la lucha contra la viruela | 04 ENE 16

El Osado de Gloucestershire

Historia, ciencia, creencia y prejuicio en una gesta que libró al mundo de una peste trágica
Autor/a: Dr. Oscar Bottasso  Fuente: IntraMed 

Dr. Oscar Bottasso, Instituto de Inmunología Clínica y Experimental de Rosario, CONICET-UNR, Rosario, Argentina

"La calunnia è un venticello,
un'auretta assai gentile
che insensibile, sottile,
leggermente, dolcemente
incomincia a sussurrar". 

A la hora de batallar contra las enfermedades son pocos los casos donde la Medicina puede exhibir una suerte de victoria a lo Pirro. Entre los hechos que fueron abriendo espacios para esa senda apretada de éxitos rimbombantes existe uno que tuvo a lugar hacia finales de siglo XVIII y su protagonista fue Edward Jenner, el hijo de un clérigo de Gloucestershire. 

Por aquellos lares circulaba la idea que los encargados de ordeñar vacas y con antecedentes de haber padecido la viruela bovina (Cowpox) no desarrollarían esa otra enfermedad eruptiva presente en los seres humanos. Era frecuente que los ordeñadores de Gloucestershire contrajeran una afección localizada en las ubres de las vacas. Los afectados presentaban lesiones en sus manos, junto con síntomas leves de una enfermedad más generalizada. La pura observación, hasta si se quiere anecdótica, apuntaba a un rol protector de esta dolencia sobre la viruela en el hombre. 

Nutrido de aquellas historias y con apenas 13 años, el joven Eduardo (1749-1823) se enlistó como aprendiz de médico y finalmente se graduó en la escuela de Saint Andrews, para ejercer su profesión en el ámbito rural. A pesar de describírselo como moderado en su ambición profesional e inteligencia, su mente era lo suficientemente vivaz lo cual le permitió ganarse una amistad de por vida con el distinguido anatomista John Hunter. Así, cuando Jenner empezó a tomar en serio las creencias populares del terruño acerca de la relación entre viruela del hombre y la bovina solicitó la opinión del maestro sobre el supuesto que la inoculación con viruela vacuna pudiese proteger de la temida enfermedad humana. Hunter le sugirió no especular sino llevar a cabo el experimento, con la paciencia y rigurosidad debida. Jenner venía ocupándose del tema y unos años antes, concretamente en 1793, había preparado un trabajo sobre ''Investigación sobre la historia natural de una enfermedad conocida en Gloucestershire con el nombre de la viruela bovina'', que la Royal Society no vio con demasiado interés. En dicho trabajo discurría acerca de las causas y efectos de la variolae vaccinae (por las designaciones en latín de Smallpox y vaca). 

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021