Protege a la madre y al bebé | 04 AGO 14

La vacuna contra la tos convulsa es segura para las embarazadas

Transferencia de los anticuerpos protectores al bebé antes del parto.
Fuente: Reuters 

Por Madeline Kennedy

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las embarazadas en el primer trimestre podrían recibir la vacuna contra la tos convulsa de manera segura para prevenir la infección en el recién nacido, según sugiere un estudio de Reino Unido.

La tos convulsa o pertusis es una enfermedad muy contagiosa. Comienza con síntomas leves, pero genera complicaciones graves y fatales, en especial en los menores de tres años.

El aumento reciente de los casos de tos convulsa, algunos fatales en recién nacidos, impulsó a Reino Unido a desarrollar en el 2012 un nuevo programa de vacunación de varias vacunas (difteria, pertusis y polio) para utilizar en unas 700.000 mujeres en el tercer trimestre de embarazo.

"El beneficio de la inmunización materna reside en la transferencia de los anticuerpos protectores al bebé antes del parto para darle la mejor protección hasta poder recibir las vacunas", dijo por e-mail el coautor, Philip Bryan, de la Agencia Reguladora de Medicinas y Productos para la Atención de la Salud (MHRA, por su sigla en inglés) de Londres.

Los CDC de Estados Unidos recomiendan vacunar a las embarazadas contra la tos convulsa, pero la Organización Mundial de la Salud publicó en el 2010 que no existía evidencia suficiente para recomendar la vacuna en la gestación.

La MHRA quiso ampliar la evidencia y comprobar la seguridad del programa británico. Bryan dijo que el nuevo estudio "es la mayor revisión disponible sobre la seguridad de la vacunación contra la tos convulsa en el embarazo".

Los autores analizaron datos de 20.074 embarazadas vacunadas contra la pertusis desde finales del 2012. Al comparar los resultados con las estadísticas nacionales, el equipo no detectó un aumento del riesgo de muerte fetal, ya que en las participantes hubo cinco mortinatos en las dos semanas posteriores a la vacunación, mientras que los datos disponibles predicen siete mortinatos para el mismo período. El patrón se mantuvo también al final del embarazo.

El equipo también comparó al grupo de mujeres vacunadas con un grupo similar sin vacunar y no halló indicios de un aumento de otros riesgos gestacionales, incluida la muerte materna o fetal, la preeclampsia, el aborto espontáneo, el parto por cesárea o el bajo peso al nacer. La vacuna tampoco afectó la duración del embarazo, según publica The BMJ.

En Estados Unidos, los CDC recomiendan vacunar a los bebés contra la pertusis a los dos, cuatro y seis meses con una vacuna combinada que también protege de la difteria y el tétanos (DTaP, por su nombre en inglés).

El doctor Eugene Shapiro, de Yale University, New Haven, Connecticut, y autor de un editorial sobre el estudio, destacó la ventaja de vacunar contra la pertusis a las embarazadas y los bebés.

"Con el calendario actual, las tres dosis se completan a los seis meses de vida", dijo. Antes, los niños son especialmente vulnerables a la infección, según aclaró. Además, dijo que la vacunación materna "protege a la madre para que no se enferme ni transmita la infección al bebé".

FUENTE: The BMJ

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022