Protege de otras patologías | 16 JUN 14

Las mujeres con cáncer mamario no hacen suficiente ejercicio

"La actividad física reduce el riesgo de padecer otras enfermedades en las sobrevivientes".
Fuente: Reuters 

Por Shereen y Lehman

NUEVA YORK (Reuters Health) - Sólo una de cada tres mujeres con cáncer de pecho realizaría la actividad física recomendada, según sugiere un nuevo estudio.

Las afroamericanas, que poseen tasas más altas de la enfermedad que las mujeres caucásicas, son las menos propensas a seguir las recomendaciones.

"La actividad física reduce el riesgo de padecer otras enfermedades en las sobrevivientes del cáncer de pecho, mejora la calidad de vida y reduce la mortalidad por el cáncer y otras enfermedades", explicó por e-mail el autor, Andrew Olshan, de la Escuela Gillings de Salud Pública Global de University of North Carolina, Chapel Hill.

Una de cada ocho mujeres estadounidenses desarrollará cáncer de pecho.

El equipo de Olshan analizó información del Estudio de Carolina sobre Cáncer Mamario para detectar cómo la actividad física varía después del diagnóstico de cáncer de pecho. La investigación incluyó a 1.735 mujeres de entre 20 y 74 años con cáncer mamario invasivo diagnosticado entre el 2008 y el 2011 en Carolina del Norte. Entonces, las mujeres tenían en promedio de 56 años.

El 65 por ciento de las sobrevivientes no hacían los 150 minutos o más de actividad física moderada o los 75 minutos de ejercicio intenso por semana que recomienda el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

A los seis meses del diagnóstico, el 60 por ciento de las participantes dijo que hacía menos actividad física que antes. Esa reducción era equivalente a unas cinco horas de caminata por semana, según publica Cancer.

Las afroamericanas hacían menos ejercicio que las blancas antes del diagnóstico y disminuyeron aún más que las blancas sus niveles de actividad física después del diagnóstico. Aun así, la diferencia después del diagnóstico se desvaneció tras considerar el estado de salud general de las mujeres, el estilo de vida y el tipo de tratamiento oncológico utilizado.

"Muchas más pacientes con cáncer de pecho deberían aumentar la actividad física después del diagnóstico", opinó Olshan. "Se necesita trabajar más para aumentar los niveles de actividad física en las pacientes afroamericanas por los bajos niveles reportados y las altas tasas de enfermedad y menos sobrevida en ese grupo".

Olshan recomendó también que las mujeres conversen con sus médicos antes de comenzar un programa físico. Explicó que pueden optar por 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado o 75 minutos de su versión intensa por semana o una combinación de ambos.

"Hay que ejercitar durante por lo menos 10 minutos por vez y sostenerlo durante toda la semana en lugar de hacer todo en un solo día", aconsejó. Sugirió incluir dos días por semana o más el entrenamiento de los principales grupos musculares.

FUENTE: Cancer

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023