Encuesta sobre conducta sexual en Reino Unido | 24 JUN 14

La salud sexual no es solo la ausencia de enfermedad

Las experiencias sexuales positivas están relacionadas con la salud y el bienestar durante toda la vida.
1
3
Autor/a: Catherine H Mercer BSc (Soc Sci) MSc (Soc Sci) PhD Fuente: Medicine Journal Sexual behaviour
INDICE:  1.  | 2. Referencias

"En los últimos años ha habido un cambio en la forma en que se conceptualiza la salud sexual"

La salud sexual no es solamente la ausencia de enfermedad, sino la capacidad de tener relaciones sexuales consensuadas, seguras, respetuosas y placenteras. La mayoría de la población sexualmente activa tiene sexo con una persona del sexo opuesto.

La frecuencia y el alcance de las prácticas sexuales de las personas sufren una disminución con la edad pero, para muchos, la actividad sexual continúa hasta bien entrada la edad adulta. Los diferentes aspectos de la salud sexual afectan a las personas en diferentes momentos a lo largo de sus vidas. En el Reino Unido la edad de la primera relación sexual es alrededor de los 16 años, pero no se empieza a convivir con un compañero hasta mucho más tarde.

La evitación de las infecciones de transmisión sexual y el embarazo no planeado son necesarios para muchos durante un número de años. Como la gente envejece, sus necesidades de salud sexual cambian y aparecen más preocupaciones por el impacto de su estado general de salud sobre su capacidad para tener relaciones sexuales.

Algunas personas experimentan “sexo no voluntario” (relaciones sexuales contra su voluntad); aunque esto ocurre normalmente a finales de la adolescencia puede afectar a las mujeres y hombres de cualquier edad, por lo que se requiere tenerlo en cuenta a lo largo de la vida. Como a muchas personas les resulta difícil hablar sobre el sexo y las cuestiones de salud sexual, los profesionales de la salud deben hacer esa investigación como un componente de su cuidado de la salud holística.

En los últimos años ha habido un cambio en la forma en que se conceptualiza la salud sexual.1, 2 Ya no se refieren únicamente a las infecciones de transmisión sexual (ETS) o a evitar el embarazo no deseado; se reconocen cada vez más, elementos más amplios que la salud reproductiva, la función sexual y el sexo no volitivo y, por lo tanto, es importante durante tomarlo en cuenta durante todo el ciclo vital.

La comprensión de la salud sexual requiere de una comprensión del comportamiento sexual, sin embargo, esto rara vez se discute en la consulta médica a pesar de que las relaciones sexuales son fundamentales a nivel individual, familiar y social en todas las culturas, y debido a que existe una interacción entre la salud general de una persona y su salud sexual. 3

El estudio científico de la conducta sexual ha recorrido un largo camino desde el innovador informe Kinsey en los años 1940 y 1950s, aunque existen cuestionamientos metodológicos a esas encuestas.4 , 5 En Gran Bretaña se realiza una encuesta de gran escala con una muestra probabilística acerca de la conducta sexual - National Survey of Sexual Attitudes and Lifestyles (Natsal) - cada diez años desde 1990.6 , 7 , 8, 9 , 10, 11

Las encuestas Natsal son ampliamente representativos de la población general británica, se les considera como recursos importantes para la planificación de servicios de salud, epidemiología y para la comprensión de la conducta sexual. Este artículo se basa en gran medida en la encuesta más reciente encuesta Natsal como fuente de conocimientos sobre los estilos de vida sexual de la población británica.


El comportamiento sexual con parejas del sexo opuesto

1 cada 3 hombres y 1 cada 4 mujeres han tenido al menos 10 parejas del sexo opuesto durante su vida

En Gran Bretaña  el 82 % de los hombres y el 78% de las mujeres de 16 a 74 años han tenido relaciones sexuales en el último año con al menos un compañero del sexo opuesto, aunque esto disminuye significativamente con la edad.12 El 20% de los hombres y el 15 % de las mujeres han tenido nueva (s) pareja sexual  del sexo opuesto en el pasado año, aunque estos porcentajes son significativamente más altos entre los jóvenes ( los mayores de 16 a 24 años) en el 46 % y 38 %, respectivamente.12  

Mientras que muchas personas en la población han pocas parejas sexuales - sin importar el marco de tiempo considerado - pocas personas tienen muchas parejas sexuales. Entre todas las personas de edades 16 a 74 años, uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres han tenido al menos diez parejas del sexo opuesto durante su tiempo de vida.12 

Anteriormente, 6 , 7 , 8, 9 existía una gran brecha entre el número de parejas sexuales reportadas por los hombres y mujeres, pero en los últimos años esta brecha de género se ha reducido considerablemente y ya no hay ninguna diferencia en el número de parejas sexuales reportados por los hombres y mujeres jóvenes (Figura 2 ).12

El sexo vaginal es la base del repertorio heterosexual experimentado al menos una vez en el último mes en un 60 % de todos los hombres y mujeres de 16 a 74 años.12 El contacto orogenital, así como otro tipo de contacto genital que no conduce a relaciones sexuales (por ejemplo, mutua masturbación), fueron experimentados al menos una vez en el último año por una proporción similar de la población.12 

Si bien ha habido un aumento en la notificación de experimentar el sexo anal heterosexual, sigue siendo una práctica heterosexual relativamente poco frecuente (aproximadamente uno de cada diez hombres y mujeres reportaron al menos una vez en el último año).12 Sin embargo, este aumento de la prevalencia del sexo anal puede ser muy pertinente para la transmisión de ITS / VIH, ya que las probabilidades de transmisión son altas para esta práctica sexual en particular.

Entre los que han tenido relaciones sexuales en el último año, la frecuencia media de las relaciones sexuales en edades entre 16-74 tanto entre hombres como en mujeres es de tres veces al mes, con un rango intercuartil de 1 a 6 veces, lo que refleja nuevamente la variabilidad del comportamiento sexual en la población.12 Aunque la frecuencia sexual disminuye con la edad, a una media de una vez al mes entre 65 a 74 años de edad, esta cifra sirve como un recordatorio de que la actividad sexual continúa en la edad avanzada de muchas personas.

La mala salud puede tener un impacto en la vida sexual de una persona a cualquier edad. En Gran Bretaña, el 17% de los hombres y mujeres entre 16 a 74 años perciben que tienen una condición de salud que afecta a su vida sexual.3 Sin embargo, menos de una cuarta parte de estas personas han buscado la ayuda de un profesional de la salud. Esto señala la necesidad de crear conciencia, mejorar la orientación, y desarrollar habilidades de comunicación entre los profesionales de la salud para que sean capaces de hablar de sexo con sus pacientes cuando sea apropiado.


Comportamiento sexual con personas del mismo sexo

Aproximadamente el 3 % de los hombres y las mujeres en Gran Bretaña han tenido pareja (s) del mismo sexo en los últimos 5 años12 Los hombres que tienen sexo con hombres ( HSH) tienen un riesgo particularmente alto de contraer el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. El sexo anal - especialmente cuando no se usa condón - es la actividad de riesgo más importante.

Aproximadamente dos tercios de los hombres que tienen sexo con hombres reportan sexo anal en el pasado año, y de éstos, el 40% siempre y el 25 % a veces usan un condón para este práctica.13 Ciertas intervenciones conductuales, incluyendo la consejería individual, grupos pequeños e intervenciones en la comunidad, han demostrado efectividad para reducir las tasas de sexo anal sin protección en este grupo.14

Las mujeres que tienen relaciones sexuales con mujeres han sido estudiadas con menos intensidad, posiblemente debido a que tienden a tener un riesgo menor de infecciones de transmisión sexual. Sin embargo todavía están en riesgo de infecciones de transmisión sexual ya que una gran proporción también tienen relaciones sexuales con hombres, y éstas reportan un mayor número de parejas sexuales que las mujeres que sólo tienen relaciones sexuales con hombres.15 Por ello es importante tener en cuenta no sólo la identidad sexual de una persona, sino también a las relaciones sexuales que tienen y con quién.


La salud sexual durante toda la vida

"Se anticipa la edad del debut sexual  y se retrasa la de la convivencia"

Hoy en día, en promedio, los hombres y las mujeres en Gran Bretaña comienzan a tener relaciones sexuales alrededor de los 16 años, mientras que para las generaciones anteriores, la primera relación sexual ocurría dos o tres años más tarde.12 Mientras que la edad de consentimiento es de 16 años en el Reino Unido,  de acuerdo al derecho inglés los anticonceptivos se pueden prescribir para los menores de 16 años sin consentimiento de los padres bajo ciertas condiciones y el Consejo Médico General informa que los menores tienen derecho a la consulta confidencial. Sin embargo, se deben seguir los procedimientos de protección de la infancia acordados localmente cuando hay preocupación por el abuso sexual de los niños (por ejemplo, cuando una pareja es de mucha más edad que la otra).

Además de una edad más temprana para la primera relación sexual, actualmente la gente no está viviendo con un compañero hasta mucho más tarde y tampoco están teniendo hijos hasta edades más avanzadas.16 Estos cambios demográficos hacen que muchas personas inviertan una mayor cantidad de tiempo para evitar un embarazo no planificado, así como las infecciones de transmisión sexual  que son los más frecuentes, pero exclusivamente entre personas jóvenes. 17 Sin embargo, incluso cuando las parejas están en una relación estable, la necesidad de evitar un embarazo no planificado continúa hasta bien entrados los 40 años, ya que tienen menos hijos 0.16 

Entre la gente que entra en la edad avanzada los problemas de salud - y los problemas sexuales relacionados - se hacen más frecuentes, 3, 18, de modo que la salud sexual se vuelve más sobre la función sexual y la capacidad de mantener una vida sexual satisfactoria.

El sexo no voluntario, o las relaciones sexuales contra la voluntad de una persona, es un tema de salud sexual independientemente de la edad, y se reporta en un 10 % de todas las mujeres y en el 1 % de todos los hombres.19 Entre los que reportaron haber tenido relaciones sexuales en contra de su voluntad, sólo el 42 % de las mujeres y el 33 % de los hombres habían dicho a alguien. Experimentar el sexo no- consentido se encuentra asociado con una variedad de problemas de salud física, mental y sexual  incluyendo la depresión que requiere tratamiento. 

Estos datos ponen de relieve la necesidad de eliminar las barreras que impiden a las personas a hablar de sus experiencias y la búsqueda de ayuda. Esto incluye la formación de todos los profesionales para que puedan prestar servicios y orientación apropiada para la gente y para trabajar juntos a través de los diferentes sectores para ayudar a mitigar los daños causados por estas experiencias.

Las experiencias sexuales positivas están relacionadas con la salud y el bienestar durante toda la vida, hay una necesidad de pensar en el sexo de forma diferente en la práctica clínica, en la educación y en la investigación. La salud sexual no es solamente la ausencia de enfermedad, sino la capacidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de coerción. La mejora de la calidad de las experiencias sexuales de la gente y de sus relaciones no solo es importante para mejorar la eficacia de los programas de salud sexual  sino que también lo es por derecho propio.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020