Determinación de anticuerpos y tratamiento | 17 AGO 15

Nuevos enfoques terapéuticos para la miastenia gravis

El pronóstico de la miastenia gravis se ha modificado. Ha mejorado la calidad de vida de los pacientes y se verifica un descenso de la mortalidad asociada con esta enfermedad.
Autor/a: Dres. Li Y, Arora Y, Levin K Fuente: Cleveland Clinic Journal of Medicine 80(11):711-721, Nov 2013 Myasthenia gravis: newer therapies offer sustained improvement

Introducción

La miastenia gravis (MG) es la enfermedad más frecuente de la unión neuromuscular y una de las afecciones autoinmunes mejor estudiadas. Su pronóstico ha mejorado notablemente. Hace 40 años, la mortalidad alcanzaba el 75%, mientras que, en la actualidad, es del 4.5%.

El síntoma principal es la debilidad, cuya intensidad varía entre los pacientes y en el mismo enfermo a lo largo del día. Cuando aún no se llegó al diagnóstico, esta característica puede crear confusiones sobre la verdadera causa del síntoma.

Se considera que la incidencia anual de MG es de 10 a 20 casos nuevos por millón de habitantes, con una prevalencia de alrededor de 150 a 200 casos por millón. La edad de inicio de la enfermedad presenta una distribución bimodal: predomina en mujeres mayores de 20 años y menores de 40 años y en varones de 60 a 80 años.

Es frecuente que la MG se presente asociada con otras enfermedades autoinmunes, incluido el hipotiroidismo, el hipertiroidismo, el lupus eritematoso sistémico, la artritis reumatoidea, el vitiligo, la diabetes y la neuromielitis óptica.


Anticuerpos

En la mayor parte de los casos de MG, el paciente desarrolla anticuerpos (Ac) contra los receptores de acetilcolina (RAC) o los receptores de la tirosinquinasa músculo específicos (RTQM).

En los centros germinales del timo, ciertos grupos de células mieloides que expresan RAC pueden dar origen a los Ac específicos. Cerca del 60% de los enfermos de MG con Ac anti-RAC tienen el timo aumentado de tamaño y el 10% presenta un timoma. Además, el 15% de los pacientes con timomas tienen manifestaciones clínicas de MG y el 20% presenta Ac contra los RAC sin síntomas miasténicos.

Al contrario de lo que sucede con los Ac anti-RAC, los Ac contra los RTQM no activan el sistema del complemento. Los Ac contra los RTQM producen una disfunción presináptica cuya consecuencia es la reducción del contenido de acetilcolina. Los estudios realizados en roedores e in vitro demostraron que afectan en forma indirecta el reciclado del neurotransmisor.

En una serie de 562 casos de MG se encontró que el 92% tenía resultados positivos para Ac anti-RAC, 3% para Ac contra los RTQM y 5% fueron seronegativos. Otros estudios mostraron que cerca del 50% de los enfermos que presentaban la forma ocular aislada tenían Ac anti-RAC positivos. Se han descripto muy pocos casos de formas oculares de MG con Ac anti-RTQM.

En los casos seronegativos en el inicio clínico de la enfermedad, con la repetición de los exámenes se observó que, en un 15% de los casos, se detectaron Ac anti-RAC entre los 6 y 12 meses posteriores.

La presentación clínica, los hallazgos electrofisiológicos, la afectación del timo y la respuesta al tratamiento son similares en los pacientes con Ac anti-RAC y en los seronegativos. En las biopsias musculares de los casos seronegativos también se observa la disminución de RAC.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021