Hipertensión ocular | 02 JUN 14

Tecnología de doble frecuencia, tomografía de coherencia óptica y electrorretinograma patrón

Evaluación de los tres métodos para determinar el más sensible y específico para la detección de daño glaucomatoso incipiente en pacientes con hipertensión ocular
Autor/a: Dres. Mauro Cellini, Pier Giogio Tschi, Ernesto Strobbe, Nicole Balducci & Emilio C. Campos BMC Ophthalmology 2012, 12:33

El glaucoma es una neuropatía óptica que se caracteriza por la pérdida progresiva de células ganglionares y alteraciones en el campo visual. La revisión sistemática de estudios de población sobre ceguera y visión escasa en 2006, estimaron para 2010 habría 60.500.000 personas con glaucoma y 8.400.000 personas con ceguera bilateral. La apariencia de las alteraciones en la capa de fibras nerviosas retiniana es uno de los primeros signos de daño glaucomatoso que precede las alteraciones en el nervio óptico y periféricas.

Las técnicas que se utilizan actualmente para estudiar la capa de fibras nerviosas retiniana son polarimetría láser, tomografía retiniana Heidelberg y más recientemente, tomografía de coherencia óptica. Esta última hace posible examinar secciones cruzadas de alta resolución de los tejidos oculares utilizando el principio de interferometría de coherencia baja y parece ser más confiable que los otros dos métodos para la evaluación de la capa de fibras nerviosas retiniana.

Debido al carácter irreversible de la pérdida de células ganglionares y daño axonal en pacientes con glaucoma, es especialmente importante utilizar técnicas de alta calidad para facilitar la detección temprana de deterioro funcional en los pacientes. Los métodos de análisis cualitativo actualmente disponibles son la perimetría acromática estándar, perimetría automática de onda corta y la nueva tecnología de la perimetría de doble frecuencia. El electrorretinograma patrón, comenzó a utilizarse hace 25 años para discriminar entre ojos glaucomatosos y sanos, mediante el registro de potenciales eléctricos de las células ganglionares retinianas. El daño de las células ganglionares es el principal responsable de la disminución de la visión en ojos con glaucoma. En este contexto, el presente estudio evaluó cual de los tres métodos, tomografía de coherencia óptica, tecnología de doble frecuencia y electrorretinograma patrón, es más sensible y específico para la detección precoz del daño glaucomatoso en un grupo de pacientes con hipertensión ocular, el factor de riesgo más difundido para la progresión de daño glaucomatoso.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021