La empatía es la mejor medicina | 03 NOV 13

¿Por qué es tan difícil para médicos ser empáticos y analíticos a la vez?

Cuando sentimos empatía, apagamos las áreas del cerebro para el pensamiento analítico.

Por: Brandon Glenn

Anthony Jack, PhDF. Por años se ha instado a los médicos a mostrar más empatía durante sus encuentros con los pacientes, pero la mayoría de los médicos dicen que no es tan simple.

Para los médicos que luchan por equilibrar la empatía con el pensamiento analítico durante las visitas de los pacientes. El investigador en neurocienciencias e imágenes cerebrales Anthony Jack, PhD  tiene una explicación algo reconfortante: “no es culpa tuya, es tu cerebro”.

Jack, que lidera el laboratorio Case Western Reserve University's Brain, Mind and Consciousness, ha empleado la tecnología de escaneo cerebral para descubrir que, cuanto más se activa la región del cerebro responsable del pensamiento analítico, menos se activa la región que gobierna la empatía. En otras palabras, la región analítica del cerebro y los sistemas de la empática operan en tensión constante uno con el otro.

En la siguiente entrevista, Jack habla de lo que la investigación ha puesto de manifiesto, cómo los médicos pueden promover un mejor cambio de comportamiento en los pacientes y por qué no sólo los médicos se beneficiarán con el desarrollo de un mayor sentido de la empatía.

¿Qué sugiere su investigación respecto de por qué puede ser tan difícil para los médicos participar en el pensamiento analítico y tener un comportamiento empático a la vez ?

Sabemos que cuando nos involucramos en el pensamiento analítico, tales como establecer un diagnóstico médico, suprimimos las áreas del cerebro involucradas en la reflexión sobre la experiencia de los demás. Por otro lado, cuando sentimos empatía, apagamos las áreas del cerebro para el pensamiento analítico. Por lo tanto, con el fin de hacer buenos diagnósticos y al mismo tiempo ser empático con sus pacientes, los médicos tienen que cambiar con fluidez entre los dos modos. Eso no es necesariamente difícil de hacer, si se practican lo suficiente, pero hay otro problema que se interpone en el camino y es que tenemos la tendencia a fijarnos en la respuesta a una persona de una sola manera.

Sabemos que cuando describimos a las personas como poseedoras de propiedades similares a los animales (por ejemplo, comportarse irracionalmente) o como objetos (es decir, pensar en ellos como mecanismos) entonces esto tiende a suprimir nuestra empatía hacia ellos por el aumento de la actividad en las áreas del cerebro analíticas. Así que muchas de las actividades médicas, tales como tomar una historia para hacer a un diagnóstico, presentan numerosas barreras a la empatía. Los médicos tienen que pensar en esta información analítica  por lo menos parte del tiempo, para hacer el diagnóstico. Además, cuando escuchan el informe acerca de conductas del paciente que no son promotoras de la salud , se puede pensar en ellas como algo irracional.

Para el médico en ejercicio, ¿cuáles son las implicaciones de su investigación? En otras palabras, ¿cómo deberían los médicos cambiar su comportamiento para que sea más probable que los pacientes cambien su comportamiento?

Los médicos suelen dar “recetas”, les dicen a sus pacientes cómo deben comportarse si quieren estar más saludables, como tomar los medicamentos a la misma hora, hacer más ejercicio, o cambiar su dieta. Hemos visto los efectos de esto en el scanner cerebral, y lo comparamos con un enfoque diferente, coaching con compasión, y vemos claras diferencias.

El problema es que decirle a la gente lo que debe hacer no es una manera eficaz de conseguir que la gente cambie su comportamiento. Esto se refleja en las pésimas tasas de cumplimiento en la práctica médica (adherencia), incluso para los pacientes gravemente en riesgo. Sabemos que los pacientes son más sensibles a los consejos del médico cuando sienten una conexión emocional más positiva con su médico.

Cambiar los hábitos es difícil, y otro factor importante es que las personas sean motivadas por una visión positiva de su futuro. Eso se puede lograr en una sesión de coaching. Son buenos programas de formación que puedan enseñar a los médicos y enfermeras este tipo de entrenamiento.

Teniendo en cuenta las implicaciones de su investigación, ¿qué cambios crees que tiene que haber en la educación médica para producir más médicos bien formados?

Lo primero que tiene que ocurrir es una mayor toma de conciencia. La tensión entre el pensamiento analítico y el comprensivo es muy evidente en el cerebro - es uno de los efectos más pronunciados se pueden ver con imágenes cerebrales-. Y los estudios sobre las relaciones médico-paciente, el coaching y el cambio de comportamiento hacen que sea muy claro cómo la empatía es importante para los resultados del paciente. Pero esto no se ha traducido de una forma exhaustiva a la formación médica actual. El mundo médico todavía se centra más en el tratamiento de la enfermedad y no en el del paciente. Sin embargo, hay muchos programas piloto que servirán de base para futura formación médica. Por ejemplo, existe un programa en Harvard que capacita a los médicos en la empatía que ha ido mostrando buenos resultados .

Hemos hablado de que el médico que tiene un gran sentido de la empatía y de la conexión social con los pacientes, pero ¿hay ventajas para la salud del paciente en el desarrollo de esas mismas zonas?

Esta es la gran novedad en la medicina de los últimos años. La soledad es peor para su salud que cualquier número de los problemas de salud frecuentemente citados, incluida la obesidad. El efecto de la soledad es aproximadamente equivalente al peor factor de riesgo de todos, el tabaquismo. También sabemos que la soledad es muy mala para la salud mental, en particular, es un factor de riesgo para la depresión y para el deterioro cognitivo con el envejecimiento. Los pacientes se pueden beneficiar enormemente al enriquecer su vida social cotidiana, el voluntariado y la búsqueda de formas de interactuar con personas de diferentes ámbitos de la vida. El ser humano es un animal social. Resulta que quienes tienen un mayor sentido de conexión social con los demás disminuyen la respuesta inflamatoria. 

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021