Beneficia en los estadíos tempranos | 18 FEB 13

La neuroestimulación en los pacientes con Parkinson

"La neuroestimulación sería una opción terapéutica en un estadío más temprano que el que recomiendan las guías".
Fuente: Reuters 

By Gene Emery

NUEVA YORK (Reuters Health) - Estimular el núcleo subtalámico antes en lugar de esperar mejora significativamente la funcionalidad de las personas con Parkinson, según publica un equipo de Alemania y Francia en New England Journal of Medicine.

"La neuroestimulación sería una opción terapéutica en un estadío más temprano que el que recomiendan las guías", asegura el equipo del doctor Gunther Deuschl, de la Universidad Christian-Albrechts, Kiel, Alemania. "Realmente, estamos modificando la enfermedad", dijo a Reuters Health por vía telefónica.

La neuroestimulación suele reservarse para los últimos estadios del Parkinson, después de 11-13 años de tratamientos farmacológicos.

"Aun así, para muchos de esos pacientes, el control de las complicaciones motoras sería demasiado tardío. La aparición de síntomas como el deterioro cognitivo, que no responden al tratamiento, contrarresta los efectos positivos de la mejoría de la función motora", explicó en un editorial la doctora Caroline Tanner, de la Facultad de Medicina de Stanford University.

El tratamiento utilizado incluyó el implante de un generador de pulsos y de un electrodo permanente de Medtronic en el núcleo subtalámico. Las evaluaciones a ciego se realizaron con videos grabados al inicio del estudio y a los 24 meses. A los 5 y 12 meses se realizaron otras evaluaciones.

En el Cuestionario del Mal de Parkinson de 100 puntos, una escala en la que un valor mayor revela una menor funcionalidad, los 124 voluntarios tratados con neuroestimulación junto con la terapia médica convencional alcanzaron una reducción de sus resultados de 7,8 puntos.

En tanto, en los 127 pacientes tratados sólo de manera convencional, los resultados aumentaron 0,2 puntos, lo que se traduce en un agravamiento de la enfermedad del 1 por ciento (p=0,002).

Los pacientes neuroestimulados "estaban mejor, más funcionales y con una mayor calidad de vida", con una mejoría del 26 por ciento en dos años, resumió Deuschl. "El efecto máximo se logró a los cinco meses y se mantuvo estable durante 24 meses", precisó el equipo.

La neuroestimulación también mejoró el rendimiento en los tests de capacidad para hacer las actividades cotidianas, la discapacidad motora y las complicaciones motoras por el uso de levodopa (p<0,001).

Las únicas áreas que no mejoraron significativamente fueron la comunicación y el apoyo social.

El uso de medicamentos se redujo un 39 por ciento con la neuroestimulación, pero aumentó un 21 por ciento con el tratamiento convencional únicamente (p=0,001). Un 17,7 por ciento de los pacientes con los implantes desarrolló por lo menos un efecto adverso asociado con los dispositivos o la cirugía.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022