Pequeñas pero poderosas | 28 ENE 13

Glándulas paratiroides intratiroideas

El propósito de este estudio fue describir la experiencia de dos centros de cirugía endócrina con alto volumen de pacientes y descubrir las características que distinguen un adenoma paratiroideo intratiroideo de los adenomas únicos cervicales no intratiroideos.
Autor/a: Dres. Mazeh H, Kouniavsky G, Schneider DF, Makris KI, Sippel RS, Dackiw APB, Chen H, Zeiger MA Surgery 2012; 152(6): 1193-1200
INDICE:  1. Artículo | 2. Referencias
Artículo

Introducción

El hiperparatiroidismo primario es la tercera causa más común de desorden endócrino, con una incidencia de aproximadamente 1 por 1.000 personas (0,1%) en los Estados Unidos; hay 70.000-90.000 casos nuevos diagnosticados cada año [1,2]. En más del 80 % de los casos, un único adenoma paratioideo es identificado, mientras que los adenomas dobles ocurren en el 5-8% y la hiperplasia multiglandular en el 15% restante [1-4].

En las 2 décadas pasadas, la cirugía paratiroidea ha evolucionado desde la exploración bilateral del cuello tradicional a la paratiroidectomia mínimamente invasiva (PMI) [3-5]. Ese abordaje quirúrgico focalizado ofrece los beneficios de evitar la exploración innecesaria del lado contralateral, menor tiempo operatorio, incisión más pequeña, disminución del dolor postoperatorio, menor riesgo de hipocalcemia y de lesión nerviosa y resultados comparables a la exploración bilateral del cuello [3,5-7]. La localización preoperatoria precisa en la clave para una PMI exitosa; no obstante, los adenomas paratiroideos ectópicos son identificados en el 16-30% de los casos y pueden ocasionar un desafío al cirujano [8-12]. Una de esas localizaciones ectópicas es el adenoma paratiroideo intratiroideo (APIT).

El desarrollo embriológico del APIT es poco conocido. Las glándulas paratiroides se originan de la 3º y 4º bolsa faríngeas y completan su migración en la 7º semana de gestación. Se ha sugerido que las variaciones durante esa migración ocasionan la localización ectópica de la glándula paratiroides y es posible que durante la fusión de los lóbulos tiroideos lateral y medial, una glándula paratiroidea pueda ser atrapada dentro de la glándula tiroides en desarrollo [11,13]. La incidencia del APIT tampoco está bien documentada, pero oscila en el 0,7-6,7% [14-16]. Ese rango amplio probablemente proviene de la falta de acuerdo sobre la definición del APIT, dado que algunos autores incluyen a los adenomas paratiroideos que están parcialmente dentro de la cápsula tiroidea, mientras que otros definen como APIT verdadero a una glándula que está totalmente incluida dentro del parénquima tiroideo. Los APIT verdaderos que están contenidos dentro de la glándula tiroides no son fácilmente aparentes durante la exploración quirúrgica del cuello. Los estudios por imágenes preoperatorios a menudo confunden los APIT con nódulos tiroideos; son hipoecoicos en la ecografía y tienen una captación aumentada en la centellografía con Tc 99m-sestamibi (MIBI), similar a un nódulo tiroideo.

Dado que la literatura actual sobre los APIT está limitada a pequeñas series y reporte de casos, es difícil deducir recomendaciones quirúrgicas prácticas relacionadas con la evaluación y manejo operatorio óptimo de esa rara entidad. La aspiración guiada por ecografía del APIT sospechado y el análisis de la hormona paratiroidea (HPT) del aspirado, puede diagnosticar correctamente la presencia de un adenoma paratiroideo dentro de la tiroides [18.19]. Sin embargo, el abordaje operatorio frecuentemente depende exclusivamente de la sospecha preoperatoria y las recomendaciones van desde la disección intratiroidea a la lobectomía del lado sospechado. La ecografía preoperatoria y el uso de sonda gamma intraoperatoria pueden facilitar también la localización en la sala de operaciones.

Actualmente, las características de un APIT verdadero han sido pobremente descritas y ningún estudio ha comparado su presentación con otros adenomas paratiroideos cervicales. El propósito de este estudio fue describir la experiencia de dos centros de cirugía endócrina con alto volumen de pacientes y descubrir las características que distinguen un APIT de los adenomas únicos cervicales pero no intratiroideos.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021