Trastornos subdiagnosticados | 18 DIC 12

Los paros cardíacos suelen dejar cicatrices en la salud mental

Ansiedad, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y la depresión.
Fuente: Reuters 

Por Trevor Stokes

Un cuarto de los sobrevivientes de un paro cardíaco padece trastornos psicológicos prolongados, como la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y la depresión.

Este estrés adicional en la recuperación de los pacientes está subdiagnosticado y los médicos cuentan con pocos métodos estandarizados para identificar a los pacientes de riesgo.

"La ansiedad, la depresión y el TEPT son las principales preocupaciones después de un paro cardíaco -dijo la autora principal, Kathryn Wilder Schaaf, estudiante posdoctoral de Virginia Commonwealth University-. Tenemos las herramientas para tratarlas, (de modo que) es importante identificarlas".

Los expertos aseguran que se desconocen muchas de las consecuencias en el largo plazo porque cada año sobrevive sólo un 10 por ciento de los estadounidenses que padecen un paro cardíaco. Y eso es mucho más que en el pasado.

A diferencia del "ataque cardíaco", si el corazón no se "reinicia" rápidamente, suele sobrevenir el daño cerebral o la muerte. El uso de la terapia con frío, que protege el cerebro durante un tiempo, y los desfibriladores implantables, que reactivan un corazón detenido, ayudaron a reducir la mortalidad, pero poco se conoce sobre las cicatrices mentales y emocionales que quedan en los sobrevivientes.

El equipo de Schaaf revisó 11 estudios publicados entre 1993 y el 2011 sobre las consecuencias mentales de los paros cardíacos sufridos fuera de los hospitales y halló que los trastornos afectaban a entre el 15 y 50 por ciento o más de los pacientes.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022