Trauma accidental en la primera infancia | 23 ABR 12

Resultados luego de una lesión cerebral traumática en niños

Resultados conductuales, intelectuales y sociales post traumatismo cerebral en niños.
Autor/a: Dres. Louise M. Crowe, Cathy Catroppa, Franz E. Babl and Vicky Anderson Pediatrics 2012; 129; e262

La lesión cerebral traumática (LCT) es una de las principales causas de muerte y discapacidad en los niños, y aquellos < 3 años de edad tienen una incidencia particularmente alta de LCT. La mayoría de las investigaciones sobre los resultados de la LCT en los niños < 3 años de edad o bien se han centrado en los resultados de las LCTs infligidas o en la combinación de LCTs infligidas y accidentales. Los niños con una LCT infligida tienden a tener peores resultados que los niños con LCTs accidentales, a causa tanto de diferencias neurológicas como ambientales. Los estudios de investigación sobre la recuperación después de una LCT accidental en este grupo de edad son limitados, a pesar de que la mayoría de las LCTs en este grupo de edad son debidas a causas  accidentales.

Los niños pequeños corren un riesgo elevado de daño cerebral después de una LCT accidental por las siguientes razones: el aumento en la lesión difusa, posiblemente debido al cráneo más fino y flexible necesario para el nacimiento; una cabeza desproporcionadamente grande y pesada con  músculos del cuello débiles lo que aumenta la susceptibilidad de los lactantes a las fuerzas de rotación y cizallamiento; y la elasticidad de los vasos sanguíneos. El daño cerebral significativo, incluyendo lesiones en la masa cerebral, hematoma subdural, y desgarros en la sustancia blanca subcortical de los lóbulos frontales, es más frecuente después de una LCT en niños < de 3 años de edad que en una lesión en niños mayores.

El aumento de la vulnerabilidad del cerebro del niño pequeño a las LCTs permite que las habilidades comúnmente interrumpidas por una lesión cerebral traumática a una edad mayor, por ejemplo, la función intelectual, conductual y social, puedan verse aún más deterioradas con una menor edad al momento de la lesión. Los niños pequeños tienen pocos o ningún conocimiento establecido, y por lo tanto es posible que el daño en el cerebro ponga en peligro su capacidad para adquirir habilidades con la misma velocidad que los niños no lesionados.

Está bien establecido que las LCTs en niños mayores resultan en deficiencias cognitivas en curso, hallándose consistentemente un menor coeficiente intelectual (CI). Existe mucha menos investigación que describa los resultados cognitivos de los niños lesionados antes de los 3 años de edad. Las investigaciones disponibles para esta edad demuestran un menor CI verbal  (CIV), un menor CI de rendimiento (CIR), y un menor coeficiente intelectual a gran escala (CIGE), así como problemas de conducta.

Los problemas de conducta identificados incluyen hiperactividad, trastornos de conducta, pobre auto-control, y dificultades de interiorización. Pocos estudios han investigado el impacto de la LCT en la primera infancia sobre las habilidades sociales. En los niños que sufrieron una LCT en los años preescolares (3-6 años), se ha identificado una pobre teoría de la mente, aislamiento significativo y dificultades sociales. Un estudio reciente reportó que los niños lesionados antes de los 4 años de edad tuvieron mayores dificultades sociales que los niños que resultaron heridos después de esta edad.

Investigaciones previas han demostrado que la gravedad de la injuria, el nivel socioeconómico (NSE), la función familiar y la salud mental de los padres todas tienen un impacto significativo en la recuperación de un niño con LCT. Para los niños lesionados en la edad preescolar, el entorno familiar fue el predictor más fuerte de funcionamiento social y conductual. Para los niños < de 3 años con LCT, poco se sabe sobre la contribución del medio ambiente; no obstante, está claro a partir de estudios en niños mayores que estas áreas deben ser consideradas en la investigación de los resultados de las LCTs.

El propósito de este estudio fue investigar los resultados de las LCTs accidentales en niños < 3 años de edad. También se examinó el rol de las lesiones y de los factores ambientales en los resultados intelectuales, conductuales, y sociales de los niños después de la LCT. Se previó que, en consistencia con investigaciones previas, (1) los niños con  LCT grave mostrarían una función cognitiva más baja, (2) los niños con lesión cerebral podrían mostrar mayores déficits conductuales y sociales, y (3) tanto las lesiones como los factores ambientales contribuirían con el resultado.

Métodos

Participantes
Este estudio incluyó a 80 niños, 53 con una LCT antes de los 3 años de edad y 27 sin lesiones que formaron el grupo control. Los niños con una LCT fueron reclutados a través de su asistencia al departamento de emergencias o admisión a la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Niños Royal en Melbourne, Australia. Los niños tenían de 6 días a 2 años 11 meses de edad al momento de la lesión; su principal idioma era inglés.

Los criterios de inclusión fueron los siguientes: (1) LCT accidental, (2) asistencia en el hospital < 24 horas después de la LCT, (3) registros médicos suficientes describiendo la causa de la LCT, incluyendo resultados de la Escala de Coma de Glasgow modificada (ECG) y de radiología; y (4) ausencia de trastornos físicos, genéticos o neurológicos previos o coexistentes.

La ECG modificada para niños tiene en cuenta las habilidades lingüísticas de los niños < de 3 años de edad. Específicamente, los ítems verbales son sustituidos por preguntas sobre el llanto y las interacciones con los padres. Al momento de la evaluación, los niños tenían edades comprendidas entre los 4 años 0 meses y los 5 años 11 meses, al menos 2 años después de la lesión.

De acuerdo con los procedimientos éticos, a las familias seleccionadas se les envió una carta invitándolas a participar del estudio. Los niños completaron la evaluación con un investigador experto en psicología en una sesión, y uno de los padres completó los cuestionarios. El estudio fue aprobado por el Comité de Ética del Hospital de Niños Royal de Melbourne, Australia.

Los niños fueron clasificados en grupos según la severidad de la LCT por medio de los siguientes criterios: LCT leve (n = 20), con ECG modificada más baja entre 13 y 15, indicando alteración de la conciencia (por ejemplo, somnolencia), sin evidencia de lesión de masa en la tomografía computarizada si fue realizada, y sin déficit neurológico; LCT moderada (n = 26), menor puntaje de la ECG modificada de 9 a 12, indicando alteración significativa de la conciencia y capacidad de respuesta reducida, y/o lesión de masa o cualquier otra prueba específica de lesiones en las imágenes; LCT grave (n = 7), menor puntaje de la ECG modificada de 3 a 8, que representa coma y lesión de masa u otro tipo de evidencia de daño específico en las imágenes. Debido a la pequeña cantidad de niños con LCT grave, los pacientes con LCTs moderadas y graves fueron evaluados en conjunto (n = 33).

El grupo control comprendió 27 niños. El mismo se reclutó por un método de control amigo y a partir de publicidad en los jardines de infantes del área hospitalaria. El método de control amigo consistió en preguntarles a las familias de niños con LCT si tenían amigos con un niño de la misma edad que podrían estar dispuestos a participar. Los niños fueron excluidos del grupo control si tenían una LCT previa, cualquier trastorno neurológico o psicológico, o inglés como segunda lengua.

Medidas

Variables demográficas, de las lesiones, y familiares
Se recogió la siguiente información: sexo, fecha de nacimiento, fecha de la lesión, causa, y  ubicación, ECG modificada a su llegada al hospital, resultados de las imágenes, y variables médicas (por ejemplo, pérdida de la conciencia, síntomas clínicos, etc.). El NSE se categorizó a partir del Sistema de Clasificación Uniforme de Ocupaciones de Australia y Nueva Zelanda, que es publicado por el gobierno australiano y clasifica las ocupaciones en 5 niveles (1 es el más alto), teniendo en cuenta el nivel de educación formal y la formación requerida, la cantidad de experiencia previa en una profesión afín, y la cantidad de entrenamiento en el empleo. Se utilizó el nivel más alto de habilidad de las ocupaciones de ambos padres.

El funcionamiento familiar se evaluó mediante el uso del Cuestionario de Funcionamiento Familiar, que contiene 68 artículos y 3 factores: la intimidad, los conflictos y el estilo de crianza de los hijos. Se utilizó en el análisis el factor de intimidad, ya que tiene una alta correlación con los otros factores y ha sido previamente utilizado como una medida de cohesión familiar en estudios sobre LCTs.

Se utilizó la escala de Kessler 6 (K6) para medir la salud mental de los padres. Esta mide trastornos psicológicos inespecíficos mediante el uso de 6 síntomas y el nivel de deterioro funcional en el mes previo. Se calcula una puntuación total, con un puntaje > 19 indicando stress psicológico significativo.

Medidas de los niños
Los puntajes de la función cognitiva, conductual, y social fueron tomados de un estudio más amplio que investiga varias áreas del funcionamiento no descriptas en este artículo, incluyendo la función ejecutiva, la atención, y la receptividad y expresividad del lenguaje.

Función cognitiva
Se administró la Escala de Inteligencia para Preescolar y Escuela Primaria Wechsler – 3º Edición (EIPEPW-III) a todos los niños. Se calcularon los CIV, CIR y CIGE (media = 100, DE = 15). Se administró una subprueba de codificación como medida de la velocidad de procesamiento (media = 10, DE = 3).

Función social y conductual
La Escala de Conducta Infantil (ECI) para niños de 1,5 a 5 años es una escala de calificación para padres sobre el comportamiento de los niños con las siguientes subescalas: reactivo emocionalmente, ansiedad / depresión, quejas somáticas, retraimiento, problemas para dormir, problemas de atención, conductas agresivas, y otros problemas. También tiene puntuaciones de resumen: internalización de la conducta, comportamiento externo, y puntaje en el comportamiento total (media = 50, DE = 10).

El Sistema de Clasificación de Pautas Sociales – Versión Preescolar (SCPS) es una escala de clasificación para padres sobre habilidades sociales. Hay puntuaciones de subescalas para la cooperación, la afirmación, la responsabilidad, y el autocontrol. Las puntuaciones directas fueron convertidas a niveles de comportamiento de menos (0 -10), promedio (11-17), y más (18-20). También se calculó la puntuación total estándar (media = 100, DE = 15).

La ECI y la SCPS se añadieron al protocolo después de la apertura del estudio (primero la ECI, segundo la SCPS), por lo tanto, un pequeño número de familias completó estos cuestionarios. Todas las familias que se enrolaron después de este punto completaron los cuestionarios.

Análisis estadístico
Los 3 grupos se compararon en los factores demográficos (sexo, edad a la evaluación, NSE) utilizando análisis de x2 y análisis de varianza (ANOVA), según fuera apropiado, para evaluar diferencias entre los mismos.

También se realizó análisis de x2 y ANOVA para evaluar las diferencias  de los 2 grupos de LCTs. Para investigar las diferencias de grupo en el CI y en las escalas de calificación de los padres, los puntajes escalados y los puntajes-t se compararon mediante análisis de varianza multivariado con seguimiento ANOVA y evaluación post hoc. Los tamaños de efecto se calcularon utilizando el Cohen d y se definieron como "pequeños, d =0,2, medios, d = 0,5, y grandes, d =0.8".

El número de niños en el rango alterado se comparó a través de los grupos para las medidas de CI, de comportamiento y sociales utilizando análisis de x2. Se definió alteración o déficit como una puntuación en la EIPEPW-III y en la SCPS < a 85 (equivalente a 1 DE por debajo de la media) y una puntuación en la ECI > a 65 (rango clínico). Se utilizó un análisis de regresión jerárquica para determinar los predictores de resultados. El NSE se introdujo en el paso 1, y la menor ECG a las 24 horas, la función familiar, y la salud mental de los padres en la etapa 2. La medida del NSE es una variable ordinal que fue tratada como una métrica en el análisis de regresión.

Resultados

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022