Se aprobaron tres dictámenes clave | 10 NOV 11

El proyecto de "muerte digna" dió otro paso en diputados

Se trataría en el recinto antes de fin de año.
1
7

Le pido que me ayude en este dolor, que no solo es mío, sino de una parte de la sociedad que sufre situaciones tan extremas como la de tener una familiar en situación irreversible”. La autora de esta carta es Selva Herbón y fue dirigida a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Selva le pidió por su hija Camila, de dos años y medio y en estado vegetativo irreversible según tres comités de bioética. Y Selva, que con su fuerza y su grandeza ya se ha convertido en otra de las grandes madres argentinas, es también la que confirma, con el abrazo que se ve en la foto, que el debate por la muerte digna tuvo un avance clave para que esta iniciativa se convierta en ley. Ayer tuvo dictamen favorable en dos comisiones (Legislación General y Derechos Humanos) de la Cámara de Diputados, y sumado al despacho que ya había tenido en la comisión de Salud la semana pasada, podría ser tratado en el recinto antes de fin de año, en el período ordinario o en sesión extraordinaria.

El proceso de sanción de esta ley se aceleró a partir de la difusión del caso de Camila. El tema también fue tratado en la comisión de Salud de la Cámara de Senadores, y los casos de familiares que lucha por esta ley se hicieron más visibles. Ayer en la reunión conjunta de comisiones estuvo presente Susana Bustamante, otra madre que luchó durante años por un final digno para su hija Melina, de 18 años y fallecida este año.

El proyecto aprobado busca incorporar una modificación a la ley N° 26.529 (“Derechos del paciente”), incorporando en ella la muerte digna , que significa el derecho de todo paciente que padezca una enfermedad irreversible, incurable y se encuentre en estado terminal, o haya sufrido un accidente que lo coloque en igual situación, informado en forma fehaciente, a manifestar su voluntad en cuanto al rechazo de procedimientos quirúrgicos, de hidratación y alimentación y de reanimación artificial, cuando sean extraordinarios o desproporcionados a las perspectivas de mejoría y produzcan dolor y sufrimiento desmesurado.

Fue presentado por el diputado Gerardo Milman, del GEN, y según dijo a Clarín cuenta con el apoyo de otros bloques. “Me parece que es un gran avance. Hay muchas personas desesperadas para que la normativa avance”.

La iniciativa también contempla el derecho del paciente a recibir información sobre su enfermedad a efectos de que pueda prestar un consentimiento informado y otorga al paciente la facultad de dejar directivas anticipadas y la posibilidad de rechazo por un representante legal o familiares de los tratamientos médicos para aquellos pacientes que se encuentran incapacitados a dar su consentimiento.

La ley preve que ningún profesional interviniente que haya obrado de acuerdo a las disposiciones de la ley está sujeto a responsabilidad civil, penal, ni administrativa. “Hasta ahora, había muchos médicos que estaban de acuerdo con lo que había que hacer pero no se animaban a actuar”, señaló Milman.

En el dictamen se habló sobre el poder de opinión que tendrá el paciente. Podrá aceptar o rechazar tratamientos con o sin causa y lo mismo corre para los menores de edad: su capacidad de decisión será mayor a medida que estén más cerca de la mayoría de edad.

Selva cierra su carta a Cristina con un pedido: “No queremos pensar en otra Navidad para mi familia viendo cómo se deteriora el estado general de Camila por la existencia de un vacío legal”. Su deseo está cada vez más cerca de cumplirse.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas: