La Sociedad Argentina de Dermatología | 02 SEP 11

Advierten sobre la presencia de arsénico en el agua de consumo

Presente en aguas contaminadas, el arsénico actúa como un tóxico de acción lenta y se acumula en el organismo produciendo alteraciones en la piel y lesiones malignas cutáneas y en órganos internos.
Fuente: SAD 

En América del Sur aproximadamente dos millones de personas están potencialmente expuestas a la ingestión de agua con arsénico. Y se estima en más de un millón la población argentina expuestas (*), siendo las principales provincias afectadas Chaco, Salta, Santiago del Estero, San Luis, San Juan, La Rioja, Santa Fe, Tucumán, Córdoba, La Pampa, Buenos Aires y Río Negro. Es por ello, que la Sociedad Argentina de Dermatología (www.sad.org.ar) advierte sobre la presencia de arsénico en el agua de consumo en el marco de la Campaña de información y concientización sobre el tema.

Las alteraciones en salud producidas por el arsénico en el agua se denominan Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico (HACRE) En 1993 la OMS redujo el límite de arsénico aceptable en el agua bebible de 0,05mg/l a 0.01mg/l. En nuestro país, el Código Alimentario Argentino ha adoptado desde junio de 2007 la misma determinación.

Presente en aguas contaminadas para beber, cocinar, para la agricultura y la ganadería, el arsénico actúa como un tóxico de acción lenta y se acumula en el organismo. Afecta a las personas sin distinción de condición social, sexo ni edad, que viven en el área donde la contaminación es alta y beben el agua en forma prolongada. En esta enfermedad, el arsénico se acumula en el organismo lentamente durante muchos años y produce alteraciones en la piel y lesiones malignas cutáneas y en órganos internos. No todas las personas que beben agua contaminada por arsénico adquieren la enfermedad. Hasta el momento, no se conoce cuál es el factor que predispone a contraerla. 

Las alteraciones que produce el arsénico en el organismo son progresivas, ya que se trata de una enfermedad crónica que puede aparecer entre 10 y 40 años después de haber comenzado a consumir agua contaminada.  El daño que produce el arsénico en el organismo, es irreversible.

Generalmente no se llega al diagnóstico sino a través de los SIGNOS de la enfermedad. Aquí es donde la dermatología ocupa un lugar importantísimo, porque los signos se ven en la piel, siendo clásico observar en los pacientes enfermos de HACRE una tríada clásica de leucomelanodermia en el tronco, hiperqueratosis palmar y plantar y los múltiples cánceres de piel.

En nuestro país, el área afectada se extiende noroeste-sureste y salvo casos puntuales de minería y fundiciones, esta contaminación es el resultado de procesos geológicos naturales. Los numerosos trabajos que se llevaron a cabo pusieron de manifiesto que la extensión geográfica del área contaminada en Argentina era mucho más grande de lo que se pensaba inicialmente: afecta de forma generalizada a la Llanura Chaco-Pampeana, áreas transicionales hacia la cordillera de los Andes y la propia cordillera.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022