Desarrollada en el ICBA | 23 MAY 11

Una técnica reduce complicaciones al tratar las arritmias

Evita el riesgo de perforar el esófago durante el tratamiento de la fibrilación auricular.

Sebastián A. Ríos

De las distintas formas de arritmia cardíaca, la más frecuente es la fibrilación auricular. Las palpitaciones, la fatiga y la dificultad para respirar que la caracterizan afectan al 8% de los mayores de 80 años, mientras que las internaciones que ocasiona aumentaron un 66% en los últimos 20 años, como resultado del envejecimiento de la población y el avance de la enfermedad cardíaca crónica.

Cardiólogos argentinos han desarrollado una nueva técnica que reduce el riesgo de la complicación más seria que se asocia al tratamiento de la fibrilación auricular, que es la perforación de la aurícula y el esófago, que se produce en uno de cada 1000 casos. La nueva técnica guía a los médicos durante el procedimiento, ya que le ofrece una imagen tridimensional del corazón y de la ubicación del esófado, evitando lesiones que pueden llegar a ser mortales.

"La técnica fue creada aquí en el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), y desde marzo de 2009 la hemos empleado con éxito en 127 pacientes. Cada día que pasa se reafirma la idea de que esta técnica es realmente útil", dijo a LA NACION el doctor Fernando Scazzuso, jefe de Electrofisiología Invasiva del ICBA, que desarrolló la nueva técnica.

Una solución efectiva

Fue un antes y un después. En 1998 fue introducido un tratamiento capaz de curar al 80% de las personas con fibrilación auricular, hasta entonces una afección crónica e incurable. La ablación de los focos eléctricos que causan esta arritmia, y que se hallan en las venas pulmonares del corazón, se convirtió en una solución efectiva, pero como todo tratamiento, no está exento de riesgos.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022