75 frente a 83, de media | 19 ENE 11

Menos tabaco y alcohol explican la longevidad de las mujeres

Un estudio anticipa que la brecha en esperanza de vida tiende a reducirse.

M. R. SAHUQUILLO  -  Madrid 
 
El tabaquismo es la principal causa por la que los hombres viven menos años (75 frente a 83, de media) que las mujeres en toda Europa. Es la conclusión de la investigación de un grupo de expertos de la Unidad de Salud Pública y Social del Consejo de Investigación Médica de Glasgow (Escocia), que sostiene que las enfermedades relacionadas con el tabaco (cáncer de pulmón, patologías cardiovasculares o problemas pulmonares, entre otras) suponen el 60% de las diferencias de género en las tasas de mortalidad en Europa. El alcohol (que provoca patologías hepáticas o cáncer de garganta y esófago, por ejemplo) representa alrededor del 20% de esa brecha, según el documento que ha analizado datos sobre tasas de mortalidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 30 países.

Un análisis que estudia diferencias de mortalidad clave, ya que las enfermedades provocadas por el tabaco y el alcohol son factores de riesgo claramente evitables. Sin embargo, los cambios en los hábitos de consumo de tabaco y alcohol en las mujeres de toda Europa indican que esas diferencias en la esperanza de vida tenderán a reducirse. "Los cambios en los patrones de tabaquismo sugieren que la brecha en la mortalidad entre géneros disminuirá en las décadas venideras", afirman los investigadores.

En España, por ejemplo -donde los hombres viven seis años de media menos que las mujeres-, las fumadoras han pasado del 23% al 27,2% en 15 años (frente al descenso en los hombres, que ha pasado del 55% al 42,1%); y las muertes por patologías relacionadas con el tabaquismo están aumentando entre este grupo de población. Los fallecimientos de mujeres por estas causas han pasado de 1.281 en 1978 a 5.981 en 2006.

"Si la exposición a los factores de riesgo se iguala entre los sexos, las diferencias de mortalidad van a ser menores. Así, la diferencia entre la expectativa de vida de hombres y mujeres se acortará", explica Bartomeu Massuti, secretario del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (Gecp).

Estos patrones en los que la mortalidad en hombres es más alta que en las mujeres se repite en toda Europa, pero hay una considerable variación en la magnitud de la brecha (en Ucrania, por ejemplo, la diferencia es de 495 muertes por cada 100.000 al año; frente a las 97 de Islandia), explica el informe, publicado en la revista Tobacco Control (de la prestigiosa British Medical Journal). Sin embargo, a pesar de estas elevadas distancias entre países, la brecha de género se mantiene entre un 40% y un 60% en las causas relacionadas con el tabaco, y alrededor del 20% en el alcohol. En España, la diferencia es de 168 muertes por cada 100.000 muertes por el tabaquismo y de 58 por causas atribuibles por el alcohol.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022