Una grave complicación | 12 SEP 11

Embarazo ectópico

Las recidivas de embarazo ectópico y las tasas de permeabilidad de la trompa, son similares tanto con el tratamiento médico como con el quirúrgico.
Autor/a: Dr. Barnhart KT. N Engl J Med 2009;361:379-87

Introducción

El embarazo ectópico, o sea el implante de un óvulo fertilizado fuera del útero ocurre en el 1,5 al 2,0% de los embarazos y constituye una complicación que suele ser mortal. Sin embargo, gracias al diagnóstico precoz, la mortalidad por embarazo ectópico se redujo a 0,5 por 1000 embarazos.

Los factores que aumentan el riesgo de embarazo ectópico son: antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica que dañó las trompas de Falopio, cirugía tubaria previa y embarazo ectópico previo. El embarazo después de una ligadura de trompa es raro, pero cuando ocurre es de carácter ectópico en el 50% de los casos. La fertilización asistida, especialmente la fertilización in vitro puede aumentar el riesgo de embarazo ectópico. De todas maneras el 50% de las mujeres que tienen un embarazo ectópico no tuvieron ninguno de los factores de riesgo mencionados.

Evaluación

Las pacientes con un embarazo ectópico roto presentan un cuadro de shock, con hipotensión, taquicardia y dolor a la descompresión brusca del abdomen luego de presionarlo con la mano (signo de Blumberg). Sin embargo, la mayoría de los pacientes presentan antes de la ruptura manifestaciones inespecíficas como hemorragia durante el primer trimestre, que es típicamente intermitente y rara vez excede el flujo menstrual normal y dolores abdominales o pélvicos tipo cólico.

En las mujeres con estos síntomas se debe considerar el diagnóstico de embarazo ectópico hasta que no se demuestre lo contrario. En estas pacientes, la ecografía intravaginal junto con una prueba de gonadotropina coriónica humana (GCh) cuantitativa en suero permite hacer el diagnóstico.

En una mujer que en el primer trimestre del embarazo presenta estos síntomas, es necesario establecer si la gestación es posible, de lo contrario hay que ubicar el sitio del embrión.

Ecografía

En gestaciones de más de 5,5 semanas, la ecografía transvaginal identificará un embarazo intrauterino en el 100% de los casos. Si se trata de un embarazo ectópico la sensibilidad de este procedimiento oscila entre el 73 y el 93% dependiendo del tiempo de gestación y de la habilidad del operador. El diagnóstico erróneo puede ocurrir cuando una masa del anexo no se puede distinguir claramente del ovario o se la confunde con otras estructuras de la pelvis incluyendo el intestino, un simple quiste adyacente, un endometrioma o un cuerpo lúteo.

Ocasionalmente, un embarazo intrauterino no se detecta debido a que el saco gestacional no se desarrolló o está colapsado. Por otro lado, un embarazo ectópico precoz sin hemorragia puede ser lo suficientemente pequeño para no visualizrse.

Correlación entre los hallazgos de la ecografía y los valores de GCh

Una determinación aislada de GCh sérica no identifica la presencia de un embarazo ectópico, ni predice su ruptura, pero sirve como un complemento para establecer la edad gestacional y determina el nivel de GCh en el cual la sensibilidad de la ecografía alcanza el 100% para embarazo ectópico ante la ausencia de embarazo intrauterino.

Cuando el valor de GCh es < 1500 mUI/mililitro, el valor predicativo de la ecografía para diagnosticar embarazo intrauterino es sólo del 80% y para diagnosticar embarazo ectópico es del 60%. Las determinaciones séricas de GCh sirven para distinguir entre una gestación intrauterina potencialmente viable, un aborto espontáneo en evolución o un embarazo ectópico. En el lapso de 2 días se produce un aumento del 53% de la GCh en el 99% de los embarazos intrauterinos viables.

Cuando los valores de GCh decaen a una tasa que es tan marcada como la que ocurre en un aborto espontáneo, se recomienda la vigilancia continua de la paciente hasta que los valores de GCh sean indetectables. Este proceso puede durar hasta 6 semanas. Aproximadamente el 50% de las mujeres con un embarazo ectópico presentan un aumento de los valores de GCh y un 50% presentan una reducción de estos valores. Sin embargo, el 71% de las mujeres con diagnóstico de embarazo ectópico presentan valores de GCh séricos que aumentan más lentamente de lo que se espera en un embarazo intrauterino normal, o disminuyen más lentamente que en los casos de aborto.

Una reducción del 20% o más de la GCh sérica 24 horas después de la evacuación uterina, sugiere que las células trofoblásticas fueron eliminadas del útero. En cambio, una meseta postoperatoria o un aumento de la GCh sugiere fuertemente la presencia de un embarazo ectópico.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022