Afectación familiar | 27 SEP 10

Cuando ellas sufren cáncer, ellos se deprimen

Ellos tienen mayor riesgo de desarrollar trastornos afectivos, a veces de tal magnitud que requieren ingreso hospitalario.

Laura Tardón | Madrid

El cáncer de mama no sólo afecta a las personas que lo padecen, también irrumpe en la vida de sus parejas. Un nuevo estudio, publicado en 'Journal of the American Cancer Society', revela que cuando a ellas les diagnostican un tumor de este tipo, ellos tienen mayor riesgo de desarrollar trastornos afectivos, a veces de tal magnitud que requieren ingreso hospitalario.

"En mi experiencia clínica, muchas mujeres me cuentan que a sus parejas ya no les apetece salir con sus amigos, tampoco hablan con ellos por teléfono, les notan angustiados, preocupados, apáticos...", expone Carmen Yélamos, psicooncóloga y directora de la Fundación del Instituto Madrileño de Oncología (IMO).

Por su educación, continúa la especialista, "no son muy dados a pedir ayuda o ir al psicólogo [...] Al principio, intentan minimizar sus miedos (a perder a su pareja) y sus preocupaciones constantes por que ella se encuentre bien". Pero con el tiempo, "esto repercute en su estabilidad emocional y va surgiendo la tristeza, la pérdida del sentido del placer, la irritabilidad, la depresión...". Algunos hombres sufren trastornos de bipolaridad, es decir, experimentan una sucesión de fases de exaltación del ánimo y de tristeza profunda.

Ahora, un nuevo estudio se hace eco de esta realidad, concretamente de la frecuencia con la que las pareajas masculinas requieren hospitalización por desórdenes afectivos, es decir, por depresión y por bipolaridad.

Según sus conclusiones, los hombres a cuyas mujeres les diagnosticaron este tipo de tumor tenían un riesgo 39% mayor de necesitar ingreso, comparados con aquellos sin este problema. También les afectaba si ellas sufrían recaídas y el riesgo incrementaba con la gravedad de los casos. La situación empeoraba con el fallecimiento después del cáncer, ya que el riesgo se incrementaba casi cuatro veces.

Para llegar a estas conclusiones, un grupo de científicos del Instituto Epidemiológico del cáncer, en Copenhague (Dinamarca), revisó los datos de 1.162.596 hombres a partir de 30 años, residentes en Dinamarca, sin antecedentes de ingreso hospitalario por trastornos mentales y con requisito más: haber vivido, al menos, con su pareja durante cinco años.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023