En la Argentina | 02 SEP 10

Impacto económico de las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en una nueva “epidemia” en varios países, incluida la Argentina.

(01/09/10 – Agencia CyTA –Instituto Leloir)

Las estadísticas oficiales de mortalidad, en la Argentina, Chile y Uruguay, indican que las enfermedades cardiovasculares ocupan el primer lugar, representando más de un tercio de los decesos en los países de la región. Sin embargo, son pocos los trabajos que evalúen el impacto económico de esas enfermedades. Un trabajo destaca la incidencia de esa falta de información en la toma de decisiones en cuanto a la asignación y distribución de los recursos destinados a la salud cardiovascular.  

Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en una nueva “epidemia” en varios países, incluida la Argentina. De acuerdo con el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), con sede en Buenos Aires, las estadísticas oficiales de mortalidad, en la Argentina, Chile y Uruguay, indican que las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa en la región, representando más de un tercio de los decesos en estos países. Algunas de estos cuadros clínicos son el infarto de miocardio, los accidentes vasculares cerebrales y otras enfermedades producidas por la arteriosclerosis y sus factores de riesgo como la presión arterial alta, el colesterol elevado, la diabetes, la obesidad, el tabaquismo, el sedentarismo y la dieta no saludable.

Un estudio, realizado por investigadores del IECS y publicado en la revista científica Expert Review of Pharmacoeconomics & Outcomes Research, destaca la necesidad de implementar estudios que brinden un panorama sobre la realidad de los costos económicos asociados a las enfermedades cardiovasculares en la Argentina.

“Luego de revisar cinco bases de datos que recolectan información sobre publicaciones que se hacen en el campo de la salud, algunas de ellas que son específicas sobre evaluaciones económicas, como las bases de datos que creó la Universidad de York (Reino Unido), así como también la base de datos LILACS,  la base de datos de publicaciones en temas de salud más importante en América Latina, identificamos un bajo número de estudios de evaluación económica sobre enfermedades cardiovasculares. En toda nuestra búsqueda sólo encontramos nueve publicaciones que analizaron los costos y los beneficios de intervenciones para tratar o prevenir la enfermedad cardiovascular en la Argentina”, señaló a la Agencia CyTA el autor principal del trabajo, el doctor Lisandro Colantonio, especialista en Medicina Interna e investigador del IECS y del Centro de Excelencia en Salud Cardiovascular para el cono Sur (CESCAS). En la investigación también participaron los doctores Adolfo Rubinstein, profesor titular de Medicina Familiar y adjunto de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UBA, y Sebastián García Martí, médico de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata (UNLP).

El doctor Colantonio, quien es además docente de la Escuela de Salud Pública de la UBA, destacó que durante la investigación, de los nueve estudios que identificaron, ocho fueron publicados en los últimos 7 años, y 3 fueron publicadas en el 2009. “Estos resultados nos dan la idea de que estamos hablando de un área de investigación de muy reciente desarrollo en nuestro país y que se encuentra en pleno crecimiento. Todavía estamos muy lejos de otros países y queda mucho trabajo por delante. Pero en este sentido creo que podemos ser optimistas de que en los próximos años tendremos más información disponible para apoyar la toma de decisiones sanitarias –orientadas a la prevención y el tratamiento- para combatir en forma más eficiente esta nueva “epidemia” en la que se han convertido las enfermedades cardiovasculares”, subrayó el investigador. Y agregó: “La falta de información sobre las dimensiones económicas de este tipo de patologías implica que aquellos que tienen que administrar los recursos sanitarios deben basarse en su ‘intuición’ para tomar decisiones, sin saber muy bien cuáles son los beneficios que pueden obtener, pero sobre todo cuáles son los costos asociados.”

De acuerdo con los autores del estudio, en las evaluaciones económicas de enfermedades los costos asociados a una enfermedad pueden ser positivos como los gastos o costos de la intervención (cirugías y tratamientos, entre otras medidas), o negativos como los ahorros que se producen al evitar una enfermedad o internación, entre otros ejemplos.

Costos y beneficios

Todas las enfermedades llevan siempre un costo asociado, y ese costo puede verse desde distintas perspectivas, indicaron los autores del estudio. “Primero está el costo médico directo, que es por ejemplo el dinero que pagamos por medicamentos, por una internación, o una cirugía, entre otros gastos. A veces ese costo no lo pagamos nosotros pero lo hace un seguro o una obra social que administra los recursos que recibe de sus beneficiarios. Pero también hay otros costos que no son tan ‘directos’, tanto para las familias como para la sociedad en su conjunto. Hoy por hoy la mayoría de las muertes por causa cardiovascular se produce en países en vías de desarrollo y en personas de bajos y medianos recursos. Y eso se debe a que las personas con menos recursos tienen en general hábitos de vida menos saludables y menos acceso a un diagnóstico precoz y tratamientos preventivos”, explico Colantonio. Y agregó: “En estas familias los costos indirectos tienen un impacto mayor. Primero, no es raro ver que los costos médicos directos, en los que incurren estas familias, superen lo que pueden afrontar. Pero además eso suele implicar que si la persona que tuvo la enfermedad era el sostén del hogar, ésta ya no pueda trabajar, o deba reducir su jornada laboral, reduciéndose de este modo el ingreso familiar.”

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022