XI Congreso Internacional sobre Obesidad | 27 JUL 10

Todos somos gordos

Entre la genética y los estilos de vida.

Más de 3.000 investigadores se han reunido en Estocolmo (Suecia) para asistir al Congreso Internacional sobre Obesidad y mostrar en la ciudad de Alfred Nobel los últimos avances en lo que parece una guerra abierta. Entre epidemia de salud pública y alarma social, entre la genética y los estilos de vida, las cifras de la obesidad no son alentadoras. Controlar esta enfermedad supondrá en el futuro salvar vidas.

SINC // Verónica Fuentes / Foto: CrazyFast.
 
La prevalencia de obesidad en los países enriquecidos y en vías de desarrollo sigue en aumento.

Estamos en días de siesta y helado. Cualquier excusa es buena para comer y reposar al resguardo del sol. Pero las alarmas se encienden ante la elevada prevalencia de obesidad en los países enriquecidos y en vías de desarrollo. Por ello, hoy en día numerosas disciplinas científicas tratan de estudiar las causas de la obesidad, una enfermedad que tiene consecuencias a medio y largo plazo.

“No hay duda de que la obesidad es una de las epidemias de las sociedades industrializadas”, afirma Jonatan Ruiz, investigador del Instituto Karolinska de Estocolmo, quien volverá a España para continuar su estudio sobre la relación entre actividad física y obesidad. “No obstante algunos datos recientes ponen de manifiesto que las tendencias se están atenuando”.

Biólogos moleculares aúnan sus esfuerzos con sociólogos para explicar un fenómeno de impacto mundial. En este contexto, el XI Congreso Internacional de Obesidad, celebrado del 11 al 15 de julio en Estocolmo (Suecia), ha reunido a los investigadores más prestigiosos de todo el mundo para analizar la obesidad desde una perspectiva multidisciplinar.

El campo de la genética es una de las áreas que está experimentando un mayor desarrollo en los últimos años. “Se cree que la obesidad tiene un componente genético muy importante tal que las personas portadores de ciertos genotipos son, efectivamente, más gorditas”, subraya Ruiz.

Entre los genes relacionados con la obesidad, el FTO (o gen de la masa grasa) es uno de los responsables de la acumulación de grasa en humanos. Cada copia de la mutación de este gen se asocia con un incremento del peso corporal. Por ejemplo, las personas que tienen dos copias pueden llegar a pesar 3 kg o más que las que carecen de estas copias llamadas de riesgo.

Comer es un placer

“En los últimos seis años se ha conseguido un avance notable en la contención de la venta de alimentos poco saludables dirigidos a los niños. No obstante, aún quedan muchos retos pendientes”, apunta Tim Lobstein, director de política de la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad, que presentó en el congreso un análisis de las estrategias europeas llevadas a cabo al respecto por la Comisión Europea.

Los expertos en salud pública llevan muchos años argumentando que la publicidad de alimentos y bebidas excesivamente calóricas orientada a los niños contribuye al problema de la obesidad, pero el asunto ha adquirido más empuje durante los últimos años a medida que las cifras de obesidad infantil han ido aumentando. De hecho, el Ministerio de Sanidad español está pensando, para antes de que concluya julio, prohibir la venta en los colegios de bollería, chucherías, aperitivos y refrescos.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022