Exposición a antibióticos | 07 JUN 10

Infecciones urinarias resistentes a antibióticos en niños

Efecto del uso de antibióticos en la aparición de gérmenes urinarios resistentes a los mismos.
2
4
Autor/a: Dres. Amanda A. Paschke, Theoklis Zaoutis, Patrick H. Conway, Dawei Xie and Ron Keren Pediatrics 2010; 125; 664-672

El tratamiento eficaz de las infecciones bacterianas requiere la pronta iniciación del tratamiento antibiótico para el cual el patógeno causal es susceptible. La  selección inicial de los antibióticos (ATB) es casi siempre empírica; el médico debe elegir un antimicrobiano sin el conocimiento exacto de la especie bacteriana que está causando la infección o su patrón de sensibilidad. Por lo tanto, debe basar su decisión en la relación entre la cobertura antimicrobiana y el tipo de infección y con los patrones de resistencia local de los patógenos más probables. La aparición de resistencia a los ATB presenta serios desafíos a este paradigma de selección antimicrobiana empírica. Siendo en primer lugar una preocupación en pacientes hospitalizados, la prevalencia de enfermedades causadas por bacterias resistentes, tales como Staphylococcus aureus resistente a meticilina y uropatógenos resistentes está aumentando en la comunidad, y dificulta la decisión médica juiciosa sobre la selección empírica del ATB adecuado. Sin mayores sorpresas, las infecciones por estos organismos resistentes se han asociado con fracasos de tratamiento y resultados adversos.

En los últimos años, las bacterias resistentes se han convertido en un problema cada vez mayor en las infecciones del tracto urinario (ITU). Numerosos informes han documentado tasas de resistencia de Escherichia coli a trimetoprima-sulfametoxazol (TMP-SMX) y a la ampicilina de aproximadamente 20% y  40% respectivamente, con duplicación de estas tasas de resistencia en tan sólo 4 años. En un estudio pediátrico sobre resistencia de la E. coli a los antibióticos en lTU, las tasas de resistencia eran tan altas como 45% para ampicilina y 31% para TMP-SMX, ambos  agentes de primera línea comúnmente utilizados para el tratamiento de ITU en niños. Un estudio posterior demostró tasas similares de resistencia a estos agentes y tasas de resistencia a cefalosporinas de primera y tercera generación del 25% y 3% - 4%, respectivamente. Estos patógenos urinarios resistentes tienen importantes implicancias en los resultados clínicos. La resistencia a ATB puede resultar en retrasos del tratamiento, aumentando el riesgo de progresión a pielonefritis aguda y cicatrices renales, así como mayores costos en salud en comparación con infecciones causadas por patógenos sensibles.

Varios factores contribuyen al desarrollo de resistencia a ATB como ser: cuidado y atención del niño, contacto con miembros de la familia colonizados por bacterias resistentes a los ATB, edad, y  exposición hospitalaria; sin embargo, numerosos estudios han demostrado que el factor de riesgo más importante para el desarrollo de resistencia es la exposición previa a agentes antimicrobianos. En adultos se ha establecido una asociación entre el uso de ATB y resistencia de los patógenos urinarios a antimicrobianos de 1º línea mediante estudios ecológicos y a nivel de pacientes. La relación entre el uso de ATB con una primera ITU por un patógeno bacteriano resistente en niños sanos es desconocida. El estudio de los autores se centró en el uso de ATB y resistencia a los mismos en niños no hospitalizados que recibieron diagnóstico de ITU en el ámbito de la atención primaria. Se evaluó la relación entre la exposición a diferentes tipos de agentes antimicrobianos, el tiempo desde la exposición a los ATB y la ITU, y el desarrollo de ITU resistentes a los ATB.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021