Prevención | 16 SEP 10

¿Qué hay de nuevo en la prevención del cáncer de próstata?

El APE es más sensible que el tacto rectal, pero la mayoría de los hombres con APE aumentado no tiene cáncer de próstata. Sin embargo, sigue siendo el mejor marcador de cáncer disponible hasta la fecha

Introducción

Muchos hombres tienen cáncer de próstata

En Estados Unidos la probabilidad de tener cáncer de próstata a lo largo de la vida es de 1 en 6 y tiende a aumentar a medida que aumenta la expectativa de vida.

Los factores de riesgo son la edad (es rara por debajo de los 40 años), la raza (afro-americanos) y los antecedentes familiares.

Son pocas las personas que fallecen por cáncer de próstata

Según datos de un estudio europeo reciente, se necesita investigar el antígeno prostático específico (APE) en aproximadamente 1.400 hombres y realizar 50 prostatectomías para prevenir una muerte por cáncer de próstata. A pesar de estas cifras, en los Estados Unidos alrededor del 90% de los hombres con un diagnóstico de primera vez de cáncer de próstata de grado bajo, prefiere ser tratado. Este alto grado de intervención refleja la actual incapacidad para predecir qué tumores permanecerán estáticos y cuales seguirán evolucionando. También señala la falta de marcadores que puedan orientar con más precisión la conducta a seguir.

¿Cual es el aporte del antígeno prostático específico?

La introducción del APE a fines de la década del 80, produjo importantes cambios en el perfil epidemiológico y clínico de la enfermedad.

En 1982, en la mitad de los hombres con diagnóstico de cáncer de próstata reciente la enfermedad era incurable. Cinco años después de la introducción de la prueba de APE, solo el 5% de los casos era incurable. Esto se debió a un diagnóstico precoz y a mejorías en el tratamiento.

Limitaciones del rastreo con la prueba del APE

La investigación o rastreo con el APE tiene baja especificidad. El APE es más sensible que el tacto rectal, pero la mayoría de los hombres con APE aumentado no tiene cáncer de próstata. Sin embargo, sigue siendo el mejor marcador de cáncer disponible hasta la fecha.

El estudio Prostate Cancer Prevention Trial (PCPT), mostró que no hay un punto de corte del APE por debajo del cual se puede excluir categóricamente el cáncer de próstata. Dicho punto de corte está en el orden de 4 ng/ml, pero en el PCPT, el 6,6% de los hombres con APE < 0,5 ng/ml tenía cáncer y el 12,5% de dichos tumores eran de alto grado. Dentro de los hombres con APE de 3,1 a 4,0 ng/ml, el 26,9% tenía cáncer de los cuales el 25,0% eran de alto grado.

El calculador de riesgo PCPT, es una excelente herramienta que utiliza 7 variables: raza, edad, APE, antecedentes familiares de cáncer de próstata, los hallazgos del tacto rectal, el antecedente de biopsia de próstata y si el paciente está medicado o no con finasteride. Esta herramienta estima el riesgo individual y contribuye a identificar quien es el paciente que requiere tratamiento.

Existen otros factores que pueden alterar el valor del APE. Los hombres con índice de masa corporal elevada tienen menores valores de APE y las estatinas parecen reducir los valores de APE, pero se requiere una mayor investigación sobre estos aspectos para evaluar la necesidad de modificar los puntos de corte en estas personas.

Dos estudios con resultados conflictivos

En marzo de 2009, se publicaron 2 estudios con conclusiones opuestas. El European Randomized Study of Screening for Prostate Cancer distribuyó en forma aleatoria a 162.243 hombres entre 55 y 69 años que fueron sometidos a rastreo mediante APE cada 4 años versus un grupo control. Se utilizó un valor de corte de APE de 3,0 ng/ml. Al término de 8,8 años, 214 hombres del grupo rastreo de APE y 326 del grupo control fallecieron (P = 0,04). Según este estudio, el rastreo del APE redujo la tasa de cáncer de próstata en un 20%.

En forma opuesta, el estudio Prostate, Lung, Colorectal, and Ovarian (PLCO) Cancer Screening Trial, realizado en los Estados Unidos, mostró que el rastreo de APE no ofrecía ninguna ventaja. Este estudio tenía menos participantes (n = 76.693) y el punto de corte fue de 4,0 ng/ml.

¿A qué se debió la diferencia? Según los investigadores, el mayor punto de corte, el seguimiento limitado a 6 años y el hecho de que más de la mitad de los participantes del grupo control ya tenían un estudio de APE, fueron los sesgos que determinaron el resultado.

Mejorías en el rastreo de APE

Se crearon derivados del APE en un intento de mejorar su rendimiento para detectar cáncer.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022