Educación física | 01 ABR 09

Los programas escolares no reducen la obesidad infantil

Aún así, un estudio halla que mejoran la condición física y siguen siendo valiosos.

Un estudio reciente en la publicación médica canadiense CMAJ señala que los programas de acondicionamiento físico mejoran muchos aspectos de la salud infantil, pero no parecen combatir la obesidad.

Las mejoras en la presión arterial, la masa muscular, la densidad mineral ósea, la capacidad pulmonar y la flexibilidad son algunos de los beneficios que experimentan los más de 18,000 estudiantes que participan en "intervenciones de actividad física" en sus escuelas. Sin embargo, el programa no redujo de manera notoria el índice de masa corporal (IMC), una medida común de obesidad de los niños.

Los autores del estudio, del Hospital infantil de Columbia Británica en Vancouver, concluyeron que los beneficios de salud generales del programa todavía justifican su inclusión en los currículos escolares, aún si no reducen la obesidad.

Los autores sugirieron que la incapacidad para reducir los IMC podría deberse a que los programas no ofrecieron suficiente actividad vigorosa o que otros factores externos podrían haber tenido mayores efectos sobre el peso.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022