Síntomas de la menopausia | 03 FEB 09

Los fitoestrógenos en el tratamiento de los síntomas de la menopausia

Las alternativas al reemplazo hormonal para el tratamiento de los síntomas vasomotores de la menopausia.
Autor/a: Dres. Doyle BJ, Mahady GB Fuente: SIIC Drugs of the Future 32(10):897-905, 2007

Introducción

La comprensión del inicio de esta etapa de transición en la salud de la mujer y el desarrollo de nuevas alternativas terapéuticas para el tratamiento de los síntomas relacionados con la menopausia se han convertido en un hecho cada vez más importante. Las mujeres experimentan distintos síntomas debido a la disminución de la producción de los estrógenos y la progesterona y al aumento de las hormonas folículo estimulante y luteinizante. Entre ellos, se encuentran los síntomas vasomotores (sofocos y sudor), la depresión, los cambios del estado de ánimo, los trastornos del sueño, la sequedad vaginal y el dolor articular.

Entre los primeros 4 a 5 años, la mayoría de las mujeres experimenta muy pocos síntomas, pero el 10% presenta síntomas graves, que pueden persistir por 10 años o más. Al respecto, entre el 10% y 25% de las mujeres busca una solución terapéutica. Además, en el período posmenopáusico, aumenta de manera drástica la incidencia de enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis, la atrofia urogenital, la incontinencia y la demencia.

Hasta 2002, la terapia de reemplazo hormonal (TRH) fue el tratamiento de elección para la prevención de las enfermedades cardiovasculares, independientemente de la edad de las pacientes, sobre todo para las mujeres con alto riesgo cardiovascular, incluso aquellas con enfermedad coronaria. En la actualidad, la TRH ya no se utiliza como tratamiento de elección debido a la gran preocupación generada acerca de su seguridad y su eficacia.

La Women’s Health Initiative (WHI), uno de los estudios que ha evaluado los riesgos y los beneficios del uso de la TRH en mujeres posmenopáusicas, ha demostrado un aumento en el riesgo de enfermedad cardiovascular del 29%, del 26% de cáncer de mama y del 41% de accidente cerebrovascular. Por otra parte, la TRH ha probado su efecto protector contra el cáncer de colon (37%) y las fracturas de cadera secundarias a la osteoporosis (34%).
 
Los inhibidores de la recaptación de serotonina también se han seleccionado como posibles opciones para el tratamiento sintomático de la menopausia, dirigido a mujeres sintomáticas que no pueden recibir estrógenos, en tanto que no se indican para la mayoría de las mujeres debido a los efectos adversos y al costo. Así, muchas pacientes buscan tratamientos alternativos para los síntomas de la menopausia, que incluyen los suplementos dietéticos herbales. Una encuesta de 2002 que incluyó 500 mujeres perimenopaúsicas y menopáusicas informó que el 79% de las participantes de entre 40 y 65 años que asistían a clínicas utilizaban hierbas y que el 65% de éstas empleaba suplementos dietéticos herbales. En los EE.UU. se utilizan el black cohosh (Actaea racemosa syn. Cimicifuga racemosa), el dong quai (Angelica sinensis), el ginseng (Panax ginseng), el aceite de onagra (Oenethera biennis), la soja (Glycine max) y el trébol rojo (Trifolium pratense).

El presente estudio se centró en aquellas hierbas sobre las que existen datos clínicos que apoyan su eficacia en el tratamiento de los síntomas de la menopausia, así como en la información útil acerca de su química y farmacología.

Black cohosh

Es una hierba perenne nativa de los EE.UU. y Canadá. Sus raíces se han empleado para el tratamiento del dolor y la inflamación asociada con la endometriosis, el reumatismo, la neuralgia y la dismenorrea. Distintas investigaciones sugirieron que el tratamiento con un extracto estandarizado de black cohosh podría ser beneficioso para el tratamiento de los síntomas de la menopausia. Uno de los estudios sugiere que 40 mg/día de este extracto serían suficientes para disminuir síntomas como la ansiedad, los sofocos, el sudor excesivo, el insomnio y la atrofia urogenital. Además, en mujeres con antecedentes de cáncer de mama y en tratamiento con tamoxifeno se observó menor incidencia y disminución de los sofocos.

Sólo dos de los estudios que compararon los efectos del black cohosh con placebo y un extracto con múltiples hierbas no respaldaron el uso de esta hierba, dado que, durante su realización, no se observaron mejorías en los sofocos en el grupo de tratamiento activo en comparación con el grupo placebo. El black cohosh actúa a través de la unión con los receptores serotoninérgicos hipotalámicos y así modula la termorregulación y disminuye los sofocos. Otros estudios han comprobado que la ingesta de black cohosh se asocia con la aparición de hepatotoxicidad de naturaleza autoinmune o inducida por drogas en un número importante de casos. Por lo tanto, los autores concluyen que deben realizarse más estudios acerca de los efectos adversos y que se deben colocar etiquetas en las que se advierta sobre los posibles efectos negativos sobre la salud. También aconsejan que las mujeres menopáusicas con antecedentes de enfermedades hepáticas y autoinmunes y aquellas que reciben fármacos potencialmente hepatotóxicos no utilicen productos que contengan black cohosh.

Trébol rojo

Los trastornos de fertilidad detectados en el ganado alimentado con ensilados herbales que contenían esta hierba provocó el interés en el efecto estrogénico del trébol rojo. Es una hierba perenne europea, rica en isoflavonoides. Sus constituyentes, por sí solos y como parte de un extracto, han demostrado importantes efectos estrogénicos tanto en estudios in vitro como in vivo. Todos los ensayos acerca del trébol rojo se incluyeron en un metanálisis y el resultado fue una reducción media global de 1.6 sofocos por día en comparación con placebo.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024