Los recaudos para comenzar a realizar una actividad física | 19 OCT 08

La muerte súbita del deporte es prevenible

La realización de un chequeo médico y un electrocardiograma permite identificar a las personas en riesgo de sufrirla.

Por Sebastián A. Ríos de la Redacción de La Nacion

El domingo pasado, más de 5000 personas se animaron a correr los 42 kilómetros de la 8a. Maratón Internacional de Buenos Aires, y tan sólo unas semanas antes fueron 15.000 las que tomaron parte de los 10 kilómetros de Nike. Se estima que en los últimos cinco años el número de inscriptos a las carreras de calle ha aumentado 600 por ciento.

Para muchos, estos encuentros multitudinarios son la excusa perfecta para volver a abrazar la práctica deportiva olvidada. Pero lo que no siempre se tiene presente es la importancia de pasar por el consultorio médico antes de calzarse las zapatillas, para un chequeo que descarte la existencia de algún factor de riesgo cardíaco.

Y esto vale no sólo para los flamantes corredores, sino para todo aquel que pretende iniciarse en cualquier práctica deportiva. Recientemente, fue la FIFA la que recomendó que los controles cardíacos preventivos deberían generalizarse a todos los futbolistas.

La FIFA respondió así a la inquietud generada por la muerte súbita de varios futbolistas, como la del español Antonio Puerta, en 2007, que tras desvanecerse en un partido de fútbol sufrió un paro cardíaco resultado de una malformación cardíaca congénita.

"Sabemos que podemos reducir el riesgo de una muerte súbita por paro cardíaco mediante un examen médico preventivo ?declaró entonces el doctor Jiri Dvorak, médico en jefe de la FIFA?. Estamos cada vez más convencidos de que este examen preventivo debería ser obligatorio en general."

Hoy existen evidencias sólidas que respaldan la utilidad del examen médico previo al inicio de una práctica deportiva. En Italia, comentó el doctor Roberto Peidro, director del Departamento Médico del club Independiente, "se estableció por ley en 1982 que para hacer deporte hay que hacerse un examen médico y un electrocardiograma obligatorio. Cuando en 2005 se estudió el impacto de esa medida se halló que las muertes súbitas en el deporte italiano se redujeron en un 90 por ciento".

En busca del diagnóstico

De las distintas afecciones cardíacas congénitas en las que la práctica deportiva puede desencadenar una muerte súbita, la más frecuente es la cardiomiopatía hipertrófica, que suele manifestarse antes de los 35 años. "Se trata de un engrosamiento del músculo cardíaco, que es de origen genético", explicó a La Nacion el doctor William McKenna, director de Cardiología de la Juventud del Hospital del Corazón, de Londres, Inglaterra.

Son varios los caminos por los cuales las formas severas de la miocardiopatía hipertrófica pueden llevar a la muerte súbita durante la actividad física intensa (ver ilustración).

"El engrosamiento de la pared del ventrículo puede hacer que, ante un esfuerzo, se obstruya la salida de sangre del corazón, lo que puede generar un síncope ?agregó Peidro, director del Centro de Vida de la Fundación Favaloro?. Pero esta afección también presenta una desorganización de las fibras musculares del corazón, capaz de causar la aparición de arritmias ventriculares."

El examen médico y el electrocardiograma permiten identificar a las mayoría de los casos de miocardiopatía hipertrófica, que luego pueden ser confirmados mediante un ecocardiograma o una resonancia magnética, o incluso por análisis genéticos.

"Si bien el análisis genético permite detectar la presencia de las anormalidades genéticas que causan esta enfermedad, difícilmente se cuente con los recursos económicos como para utilizarlos en todas las personas", comentó McKenna, que visitó la Argentina para participar de un encuentro sobre avances en miocardiopatía hipertrófica, organizado por la Fundación Favaloro.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023