Artritis Reumatoide | 21 NOV 07

Tratamiento del dolor en artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es la enfermedad inflamatoria autoinmune más frecuente.
Fuente: Revista Dolor Clinica y Terapia Vol. V / No. 3 / Marzo-Abril / 2007
INDICE:  1. Desarrollo | 2. Referencias bibliográficas
Desarrollo

El tejido sinovial es el órgano blanco principal en este padecimiento; la inflamación y el dolor articular son los signos y síntomas que predominan en la presentación clínica – (Cuadro1). Debido a estos síntomas articulares y extraarticulares, la AR es considerada una enfermedad sistémica (Cuadro 2) son útiles para clasificar como enferma de AR a una persona que tenga manifestaciones clínicas, de laboratorio y gabinete; no obstante, en las etapas iniciales de la AR los individuos pueden no cumplir con estos criterios aunque tengan el padecimiento.

La AR se caracteriza clínicamente por poliartralgias, poliartritis de grandes y pequeñas articulaciones, patrón de afección simétrica y rigidez articular de más de 30 minutos con predominio matinal; radiológicamente tiene erosiones y destrucción articular. Al principio de la enfermedad puede presentar diferentes patrones: monoarticular de lenta progresión, oligoarticular episódico, poliarticular de inicio abrupto y manifestaciones extraarticulares.3

El factor reumatoide (FR) se encuentra positivo en 60 a 80% de los pacientes con AR. Su baja especificidad4 y los títulos altos de la AR se asocian a mayor severidad del padecimiento. Los marcadores de laboratorio que se usan con más frecuencia para demostrar inflamación en AR son la velocidad de sedimentación globular (VSG) y la proteína C reactiva (PCR); ambos son inespecíficos, pero se correlacionan con actividad de la enfermedad, cambios en la función física y con progresión radiológica.5 La AR es una enfermedad que puede ser discapacitante y acorta la vida de los pacientes de cinco a diez años. Cerca de 33% de las personas con AR dejará sus actividades laborales a los cinco años de haber iniciado la artritis reumatoide. Las causas principales de muerte son: alteraciones cardiovasculares, infecciones, neoplasias de órganos sólidos y enfermedades malignas linfoproliferativas.6

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021