Diabetes | 26 ABR 06

Se puede y se debe prevenir el pie diabético

El pie diabético es una de las complicaciones de la diabetes de mayor frecuencia, que ocasiona una gran morbi-mortalidad, y es la causa más frecuente de amputaciones no traumáticas de miembros inferiores.
Autor/a: Dr. Adolfo V. Zavala Fuente: IntraMed 

La Federación Internacional de Diabetes y otras instituciones han planteado la necesidad de disminuirla las amputaciones, para ello han estipulado normas de manejo resumidas en estas guías:

- Examinar los pies en todos los diabéticos, como parte del examen anual:

o Historia de úlceras o amputaciones, síntomas de enfermedad vascular periférica, dificultades física o visuales para el autocuidado del pie.
o Deformaciones del pie (dedos en martillo o en garra, prominencias óseas, etc.). Evidencia visual de neuropatía (pie seca, callos, venas dilatadas) ó isquemia incipiente, daños de las uñas o deformaciones.
o Detección de la neuropatía con el monofilameno de 10 gramos, o el dia-pasón de 128 Hz. Un biothensiomiter puede ser la opción para una me-dida cuantitativa (punto de corte para riesgo de úlcera, más de 25 volts).
o Palpación de pulsos pedios y tibiales posteriores, tiempo de relleno capi-lar y venoso, presión con el doppler en tobillo y brazo (<0.9 señala enfer-medad vascular oclusiva.

- Explicar a los pacientes la necesidad y porque del examen anual.

- Arreglar un plan de cuidado del pie, con cada diabético, de acuerdo a los hallaz-gos anuales.

- Provea la educación necesaria para el cuidado del pie, de acuerdo al riesgo de úlcera y amputación.

Clasifique los hallazgos:

o Sin riesgo agregado: no hay pérdida de sensaciones, ni signos de enfer-medad vascular periférica, ni otro factor de riesgo.
o Con riesgo: si hay neuropatía u otro factor de riesgo aislado.
o Alto riesgo: disminución de las sensaciones más deformaciones del pie, o evidencia de enfermedad vascular periférica.
o Ulceración o amputación previa (muy alto riesgo).
o Ulcera o infección presente en este momento.
- Manejar de acuerdo al nivel de clasificación:
o No riesgo agregado: enseñar cuidado de pie.
o Con riesgo: supervisión con un equipo de pie, al menos cada 6 meses:

§ Inspeccionar ambos pies e indicar medidas preventivas.
§ Evalúe el uso adecuado de un zapato.
§ Incrementar el cuidado del pie.
o Alto riesgo: examen frecuente con equipo de pie, cada 3 mees:
§ Revisar pies y dar medidas preventivas.
§ Evalúe zapatos, e indique plantillas o zapatos adecuados según la necesidad.
§ Valorar la necesidad, de una evaluación vascular.
§ Evaluar e indicar una educación en el cuidado de los pies inten-sificada.
o Ulceras

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022