Factores de riesgo, diagnóstico y tratamiento | 03 MAY 06

Diabetes tipo 2 en niños y adolescentes

Este estudio muestra a través de la presentación de un caso clínico las estrategias que se deben adoptar para tratar la DMT2 en esta población.

Introducción

Existe actualmente en los países del primer mundo una epidemia de obesidad en la infancia y adolescencia que determinó que las cifras de obesos se duplicaran en 20 años (Figura). Los médicos, por lo tanto, deben sospechar la presencia de diabetes o estados prediabéticos en pacientes obesos dentro de esta población. Seguidamente se presenta un caso clínico y se discute el diagnóstico y tratamiento. 



Figura. Frecuencia de la obesidad en los Estados Unidos en la población infantil (6-11 años) y en los adolescentes (12-19 años). Un relevamiento realizado en el período 1971-1974 y otro realizado durante 1999-2000, muestra el alarmante crecimiento de este trastorno metabólico.

Presentación del caso

E.J. es una niña de 13 años cuyo motivo de consulta es la presencia de flujo vaginal durante los últimos 5 días. Aún no tuvo relaciones sexuales. En el interrogatorio manifiesta que toma mucho líquido, pero su madre lo atribuye al calor del verano. Carece de otras manifestaciones clínicas.

Una prueba de la tira reactiva para glucosuria dio 4+ y vestigios de cetonas, lo que determina su derivación a un endocrinólogo pediatra. Al examen físico el peso es de 105 kg y la altura es de 175 cmts lo que da un índice de masa corporal de 33 (obesidad). El estudio del flujo vaginal detectó infección por cándida. El examen de la piel mostró marcada acantosis nigricans en la parte posterior del cuello y estrías en el abdomen y las mamas.

La glucemia fue de 247 mg/dl y la hemoglobina A1c de 10%.
Como antecedente familiar se destaca que la madre es diabética y presenta una vasculopatía periférica que limita su calidad de vida.

Comentario

La diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) no está más considerada como una patología que comienza siempre en la edad adulta. En los Estados Unidos se calcula que entre el 8 y el 45% de los nuevos casos de diabetes en la infancia son del tipo DM2. El principal inconveniente es la falta de detección, particularmente en un paciente obeso, máxime teniendo en cuenta que la obesidad es un factor prominente para el desarrollo de DMT2.
La resistencia a la insulina es una condición inevitablemente asociada a la obesidad y generalmente precede al desarrollo de la DMT2. En especial, el aumento de la grasa visceral es el responsable de la resistencia a la insulina y a la disminución de secreción de insulina.

Durante la infancia, la hiperinsulinemia logra compensar la resistencia a la insulina, sin embargo, las células beta del páncreas pueden ser incapaces de controlar en forma adecuada el estado de aumento de resistencia a la insulina que se genera en la pubertad y condiciona un deterioro de la tolerancia a la glucosa. En los niños y adolescentes obesos, el síndrome metabólico (SM), cuyos criterios son similares que para los adultos, puede alcanzar casi el 50% según algunas estadísticas.

Se puede considerar que EJ tiene una DMT2 basada sobre la escasa presencia de cetonas urinarias (la presencia de una clara cetonuria indica una marcada o absoluta deficiencia de insulina). La acantosis nigricans y la obesidad y el antecedente familiar de DMT2 respaldan a este tipo de diabetes.

Sin embargo, en el caso de EJ en quién el motivo de consulta es la vaginitis, el encasillamiento de la paciente en un determinado tipo de DM no es una necesidad crítica a pesar de la gran hiperglucemia. Lo importante es revertir lo más rápido posible los valores de glucemia hasta lograr niveles controlables y sin que surjan e

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024