Importancia diagnóstica de las lesiones cutáneas | 08 MAR 06

Diagnóstico precoz de la amiloidosis primaria sistémica

Las lesiones cutáneas clásicas de la amiloidosis pueden brindar evidencia para el diagnóstico precoz. El papel del dermatólogo.
Autor/a: Sophie R Silverstein Fuente: Comentario y resumen objetivo: Dra. Marta Papponetti  Dermatology Online Journal 11 (1): 5
INDICE:  1. Desarrollo | 2. Bibliografía
Desarrollo

La amiloidosis sistémica tienen signos característicos que pueden constituir las manifestaciones iniciales de la enfermedad. La piel y las lesiones del tejido blando pueden, en efecto, ser las únicas manifestaciones de la enfermedad, antes de que se produzca el compromiso orgánico de la última etapa, cuando ya las opciones terapéuticas están limitadas. Aunque las manifestaciones cutáneas de la amiloidosis sistémica son comunes a muchas enfermedades, su presentación en ciertas condiciones clínicas ayuda a incluirla entre los diagnósticos diferenciales. Con los exámenes apropiados, el dermatólogo puede tener la oportunidad de diagnosticar la amiloidosis en su estadio inicial.

La amiloidosis sistémica primaria es una discrasia de células plasmáticas de causa desconocida. Las cadenas livianas de inmunoglobulina, o los fragmentos de cadenas livianas, producidas por clones de células plasmáticas, forman fibrillas de amiloide extracelular. La deposición de amiloide puede producirse en cualquier órgano, causando cuadros como insuficiencia cardíaca congestiva, insuficiencia renal y hepatoesplenomegalia, como así lesiones cutáneas. La enfermedad afecta a ambos sexos, comenzando habitualmente hacia la sexta década. Aunque los avances terapéuticos son alentadores, el pronóstico de la amiloidosis primaria sigue siendo malo.

Amiloidosis y lesiones cutáneas
 
Haga clik aquí para ver la Figura 1: púrpura periorbitraria

Púrpura periorbitaria

El depósito de amiloide en la piel provoca lesiones dermatológicas características, configurando manifestaciones como púrpura, petequia y equimosis, las que se presentan en la piel y las mucosas. Se deben a hemorragias subcutáneas por la infiltración amiloide y la debilidad de la pared vascular. Estas lesiones pueden producirse espontáneamente, en los pliegues cutáneos como los de los párpados, ombligo y zona anogenital. La púrpura periorbitaria puede aparecer luego de la tos, el estornudo, la realización de una rectoscopia o la maniobra de Valsalva. La deposición intradérmica de amiloide periorbitaria toma un aspecto ceroso. 

Haga click aquí para ver la Figura 2: Depósito intradérmico de amiloide

La infiltración dérmica directa puede producir nódulos y placas subcutáneos. Las lesiones blandas, cerosas y amarillentas son las descritas clásicamente pero no son comunes. Las más habituales son las hemorrágicas. En general, se hallan en las superficies de flexión, la cara y la mucosa bucal. Los nódulos cutáneos puede hallarse siguiendo el trayecto de los vasos sanguíneos de la piel. La infiltración directa de la piel con amiloide puede generar un aspecto esclerodérmico en la cara, las manos y los pies. En casos raros, las lesiones infiltrantes nodulares pueden coalescer y formar una distorsión importante, con agrandamiento o tumefacción.

En la amiloidosis sistémica puede haber alopecia, ya sea en parches o con distribución uniforme, y distrofia ungular (pigmentación blanca, estrías, fragilidad, onicólisis). A veces, la única manifestación es la distrofia de las uñas. 

Haga click aquí para ver la Figura 3: Lesión hemorrágica

Las alteraciones neuropáticas de la piel pueden estar provocadas por la infiltración de los nervios periféricos con amiloide. Los pacientes pueden presentar lesiones traumáticas, úlceras, equimosis e infección subcutánea, secundarias a neuropatía periférica.

Puede haber alteraciones pigmentarias de la piel. Aunque usualmente asociada con anemia, puede haber palidez en pacientes con hemoglobina normal. El color amarillo de la piel puede ser atribuido a ictericia, o pueden ser las lesiones cutáneas cerosas descritas antes. La ictericia y el prurito pueden ser manifestaciones de la amiloidosis como consecuencia del depósito de amiloide en el hígado o de una hemorragia secundaria a la infiltración vascular. En raras ocasiones pueden formarse ampollas en la piel o las membranas mucosas, las que pueden confundirse con ampollas penfigoides, tanto en su aspecto clínico como histológico. Se han descrito lesiones en escarapela, alrededor de los puntos de Campbell y Morgan.

¿Cuando debe sospecharse la amiloidosis?

La amiloidosis sistémica primaria es rara, con una incidencia inferior a 1 por 100.000 en el Reino Unido, pero las lesiones mucocutáneas pueden presentarse hasta en el 40% de esos pacientes. Entre los 223 pacientes nuevos registrados en 1999 en el Amyloid Treatment and Research Center de Boston, 28% tenía al menos una de las manifestaciones dermatológicas de amiloidosis primaria mencionadas antes. Hay que destacar, dicen los autores, que las lesiones cutáneas pueden ser iniciales o aun constituir el cuadro de presentación de la enfermedad y, en algunos casos, el compromiso del tejido blando puede ser la única manifestación de amiloidosis hasta que, más tarde, se afecta algún órgano. La amiloidosis es una enfermedad multisistémica, y su presentación puede mimetizar una gama amplia de enfermedades. Pero si el dermatólogo tiene la oportunidad de observar las primeras lesiones, puede incluir el diagnóstico diferencial en la primera consulta. Por lo tanto, la intervención puede iniciarse antes de que se produzca la insuficiencia terminal de un órgano afectado, dando la posibilidad de muchas opciones terapéuticas y mayor oportunidad para retrasar el desarrollo de la enfermedad. El factor pronóstico más importante es el estadio de la enfermedad en el momento de iniciar el tratamiento, demostrando que el diagnóstico precoz es de una importancia extraordinaria.

La consulta

La púrpura, la alopecia o la equimosis son lesiones que pueden presentarse un una gama amplia de enfermedades dermatológicas, los tipos específicos de enfermedades coincidentes pueden levantar

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022