Actualización terapéutica | 25 AGO 04

Combinaciones fijas en el tratamiento de la HTA

El autor realiza una revisión de la utilización de antihipertensivos asociados a diuréticos en la terapéutica de la Hipertensión Arterial.
Autor/a: Dr. Raúl Tórtora 
INDICE:  1. Opciones terapéuticas | 2. Ventajas y desventajas
Opciones terapéuticas

Diuréticos tiazídicos

Antes de abordar el tema central, nos parece importante revisar el manejo actual de los diuréticos, dado que difiere de los conceptos que se tenían tiempo atrás.

Acciones en la HTA

- Reducción del volumen plasmático, por pérdida de NaCl (sal) y agua.
- Disminución del volumen líquido extracelular, por el mecanismo mencionado anteriormente.
- Reducción del gasto cardíaco (vol/minuto), por reducción de la precarga (llenado de la bomba).
- Caída de la resistencia periférica por dilatación arteriolar, determinada por pérdida de Sodio en las células del músculo liso vascular y disminución de su excitabilidad, culminando en vasodilatación.
- En suma: reducción de la P.A.

Estudios clínicos controlados a largo plazo, han demostrado la reducción de la morbi-mortalidad cardiovascular, así como todas las causas de muerte. Fue demostrada también la reducción de la masa ventricular.

Manejo terapéutico actual

Hoy dejaron de utilizarse dosis altas (50 mg), se prescriben de 6,25 – 12,5 mg, solos o asociados a otras drogas, siendo el máximo de 25 mg.
La incidencia de efectos adversos, electrolíticos (hipokalemia, hipomagnesemia) y metabólicos (dislipemia, intolerancia a la glucosa, e hiperuricemia), son irrelevantes a las dosis utilizadas en la actualidad.

Asociaciones fijas en el tratamiento de la HTA

Los informes del Joint National Committee, la OMS y la Sociedad Internacional de Hipertensión Arterial, consideran controlado al paciente hipertenso, cuando su P.A se estabiliza por debajo de 140/90mmHg.
Pero surgen dudas al definir el control en pacientes con factores de riesgo asociados: daño de órganos blanco (cerebro, corazón, riñón) o antecedentes de enfermedad cardiovascular. En este aspecto es deseable una P.A. normal <130/85mmHg, o ideal <120/80mmHg, en pacientes jóvenes, adultos de edad media, diabéticos o insuficientes renales; y por lo menos una P.A. normal-alta <140/90mmHg en ancianos.

Tradicionalmente, se recomienda iniciar el tratamiento con monodrogas, a excepción de pacientes en estadio 3 (severo) donde se utilizan dos drogas. Abandonado ya hoy el tratamiento escalonado, queda a criterio del médico ele

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024