Retraso mental de origen genético | 29 ENE 03

Síndrome de Angelman

Se expone el caso tres pacientes, en los que los estudios genéticos confirmaron la condición de Síndrome de Angelman.
Autor/a: Dr. Palencia R.* Fuente: Boletín de la Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria, Castilla y León  Bol Pediatr 2002; 42: 40-45
INDICE:  1. Desarrollo | 2. Características | 3. Bibliografía
Desarrollo

El síndrome de Angelman(1), impropiamente denominado "síndrome de la muñeca feliz" (MIM 105830)(2) es una situación originada por una delección del cromosoma 15 (15 q 11.2-13), que es idéntica, si no la misma, que la encontrada en los niños con síndrome de Prader-Willi, pero heredada de la madre (en tanto que en el Prader-Willi la delección es transmitida por el padre); en esa zona se incluye el gen que codifica la subunidad  3 del receptor del ácido gamma aminobutírico A (GABA A).

El hecho por el que un mismo trastorno -en este caso la delección 15- se exterioriza de forma distinta según sea transmitido por la madre o el padre, es conocido como impresión o impronta genómica ("imprinting"). Su prevalencia se estima en 1/10.000-20.000(4). Se ha descrito el caso de una paciente afecta de síndrome de Prader-Willi que tuvo una hija con síndrome de Angelman(5).

Casos Clínicos

Aportamos tres pacientes, en los que los estudios genéticos (técnica de FISH) (Servicio de Genética.Fundación Jiménez Díaz) confirmaron la condición de síndrome de Angelman.

Comentarios:

El síndrome de Angelman puede estar causado por diversos tipos de alteraciones genéticas(6, 7): la mayoría de los casos (60-70%) se originan por delección materna de 15q11-13 (tipo I), raros casos (2-5%) se deben a disomía uniparental paterna, en la que ambas regiones cromosómicas 15q11-13 se heredan del padre (sin contribución materna) (tipo II), también raros casos (2-3%) son debidos a alteraciones en la metilación del ADN en la región 15q11-13 materna (patrón de metilación paterno en el cromosoma materno) (tipo III) y los restantes casos (cerca del 20-25%) no tienen ninguna de estas anomalías y se clasifican como tipo IV, aunque en algunos de estos pacientes se han encontrado mutaciones intragénicas del gen candidato UBE3A y se ha demostrado una posible anomalía en la degradación de la proteína asociada a la ubiquitina (UBE3/E6-AP) durante el desarrollo del cerebro en estos pacientes(6, 8).

Algunos autores( 9) señalan que manifestaciones peculiares del síndrome como la ataxia, la epilepsia, las anomalías del electroencefalograma, la afectación del lenguaje y la microcefalia, se deben a una deficiencia en el alelo UBE3A heredado de la madre. La práctica totalidad de los enfermos tiene un cariotipo normal, aun con las técnicas de alta resolución. Se ha señalado(10) la posibilidad de un mosaicism

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023