El 17 de noviembre | 17 NOV 23

Día Mundial del Cáncer de Pulmón: advierten sobre más casos en mujeres

Expertos atribuyen el aumento a que creció el hábito de fumar entre ellas en las décadas de 1970 y 1980. A la vez, también aumentaron las consultas.
Fuente: Comunicación UBA 

Con motivo de conmemorarse el Día Mundial del Cáncer de Pulmón, especialistas de la Red de Hospitales Universitarios de la UBA (Universidad de Buenos Aires) advirtieron sobre más casos y mortalidad de esta dolencia entre mujeres, patrón que se incrementó en las últimas dos décadas.

Agregaron que si esta tendencia se mantiene, se prevé que en los próximos 20 años las mujeres superen a los hombres en estos parámetros y advirtieron que la enfermedad se diagnostica en pacientes femeninas cada vez más jóvenes, en especial en las grandes ciudades, así como en países desarrollados y de mayores ingresos.

Este fenómeno puede atribuirse a que el hábito de fumar se popularizó entre mujeres más tarde que en los hombres. Además, la mayor cantidad de consultas las habían realizado históricamente los varones, hasta que se equipararon y se visibilizaron los casos en aumento en el sexo femenino.

A pesar de ello, una vez detectada la enfermedad, las mujeres tienen mejor pronóstico de sobrevida que los hombres.

La doctora Mónica Castro, jefa de la Unidad Funcional de Oncología Torácica del Instituto Ángel Roffo explica que el cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en hombres y la segunda en mujeres a nivel mundial. “Sin embargo, en la Argentina podemos ver, en correlación con datos internacionales, una tendencia al aumento de la mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres en las últimas dos décadas, mientras que en los hombres se observa un descenso”, indicó la médica.

Estas tendencias pueden explicarse debido a la aparición, cada vez mayor, de casos de mujeres que comenzaron a fumar en las décadas de 1970 y 1980.

Por otra parte, y quizás asociado a campañas de concientización, en los últimos años es menor el porcentaje de hombres que fuman, de allí el descenso de casos y de mortalidad asociada.

“En cambio, las mujeres son un grupo clave, son el blanco de la industria tabacalera, ya que el fumar es percibido como una forma de establecer relaciones sociales, controlar la ansiedad y el peso corporal. Además, tanto por una cuestión cultural, como de mayor poder adquisitivo, las mujeres jóvenes de las grandes ciudades occidentales acceden con mayor facilidad al hábito de fumar, y dicha población no solo es más vulnerable al hábito tabáquico, sino que también es a la que le resulta más difícil dejarlo” analiza la doctora Castro.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023