Su abordaje en el Servicio de Emergencias | 06 ENE 23

Esplenomegalia

Una revisión del abordaje básico para la evaluación de un paciente con esplenomegalia en Emergencias
Autor/a: Elizabeth Adams, Sophia Görgens, Cassandra Mackey and Alex Koyfman Fuente: emDocs Splenomegaly

Viñeta clínica

Una mujer de 20 años sin antecedentes médicos se presenta en el servicio de urgencias con "resultados anormales" en una tomografía computarizada. Se sentía bien hasta hace aproximadamente 2 semanas cuando comenzó a tener fatiga, malestar general, pérdida de apetito y molestias abdominales. Consultó a su médico de atención primaria, quien ordenó una tomografía computarizada ambulatoria de su abdomen y pelvis, y al obtener los resultados que mostraban esplenomegalia, la envió al servicio de urgencias para su evaluación. 

Signos Vitales:

  • FC 108 x´
  • TA: 118/78 mm Hg
  • FR: 20 x´
  • Temperatura: 38°
  • SpO2 100% en aire ambiente

En el examen físico, tiene un abdomen escafoides con una masa palpable en el lado izquierdo que se extiende 8 cm más allá de la caja torácica, compatible con esplenomegalia. Tiene apariencia de fatiga y taquicardia, pero el resto de su examen físico es normal.    

¿Cuál es el abordaje del paciente con esplenomegalia?

Diagnóstico: esplenomegalia de etiología poco clara.

Fisiología:

El bazo es responsable de la eliminación de los glóbulos rojos dañados y desempeña un papel importante en el sistema inmunitario al filtrar los patógenos de la sangre e iniciar reacciones inmunitarias al poner esos antígenos extraños en contacto con células especializadas del sistema inmunitario.

El bazo juega un papel importante en la hematopoyesis (producción de linajes de células sanguíneas) durante el desarrollo fetal, pero puede convertirse en un sitio de hematopoyesis extramedular en estados patológicos.

Fisiopatología:

Un bazo agrandado patológicamente, identificado en un examen o en imágenes, justifica una evaluación para determinar la etiología subyacente.

La definición de esplenomegalia varía, pero la mayoría está de acuerdo en que un bazo de más de 10-13 cm en cualquier dirección está agrandado, aunque los bazos ligeramente más grandes, de hasta 14 cm, pueden ser fisiológicos en personas altas. Un bazo que mide más de 20 cm se considera esplenomegalia masiva.

Las tres causas más comunes de esplenomegalia son:

  1. Enfermedad hepática (33 %)
  2. Malignidad hematológica (27 %)
  3. Infección (23 %)

 Historia clínica y examen:

Elementos históricos importantes a obtener:

Edad del paciente: por ejemplo, un niño que presenta esplenomegalia puede ser un nuevo diagnóstico de enfermedad de células falciformes, mientras que una persona mayor puede ser un nuevo diagnóstico de cáncer.

Duración de los síntomas

Presencia de síntomas que sugieran anemia o trombocitopenia, incluidos moretones/sangrado fáciles, dificultad para respirar, fatiga.

Presencia de síntomas que pueden sugerir malignidad o infección, incluyendo pérdida de peso, sudores nocturnos, linfadenopatía o fiebre

Historial médico anterior de enfermedad cardíaca, enfermedad hepática, enfermedad de células falciformes, enfermedad autoinmune o cáncer o trauma reciente.

 Técnica de examen físico para identificar esplenomegalia:

Haga que el paciente se acueste o en decúbito lateral derecho con los brazos a los lados, luego palpe lentamente el lado izquierdo comenzando en la caja torácica y moviéndose caudalmente hasta la pelvis para ubicar el borde inferior del bazo, que puede varían mucho con la respiración.

El uso de ultrasonido junto a la cama además del examen físico aumenta significativamente la sensibilidad para identificar la esplenomegalia.

La presencia de esplenomegalia puede pasarse por alto en el examen por múltiples razones:

  • El bazo está agrandado pero aún es demasiado pequeño para palparlo con éxito; algunos artículos sugieren que el bazo debe estar agrandado en al menos un 40 % para que sea palpable debajo de la caja torácica.
     
  • El bazo está significativamente agrandado y el borde inferior del bazo está en la pelvis.
     
  • La constitución corporal del paciente puede limitar el examen.

Diagnóstico diferencial:

El diagnóstico diferencial de la esplenomegalia es amplio y se puede dividir en 3 categorías principales:

1) Congestión debido al aumento de la presión vascular.

2) Aumento del tamaño debido a la hemólisis de la sangre.

3) Infiltración por otras células/material.

Diagnóstico diferencial para esplenomegalia relacionada con aumento de la presión vascular:

  • Cirrosis
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Trombosis de vena esplénica, vena porta o vena esplácnica
  • Crisis vaso-oclusiva secundaria a enfermedad de células falciformes que conduce a secuestro esplénico
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024