Seguimiento de 30 años | 13 SEP 22

Niveles HbA1c recomendados para evitar daños en la diabetes 1

Se debe recomendar una HbA1c <7,0 % (53 mmol/mol) y lo más normal posible cuando se pueda lograr sin hipoglucemia grave
Autor/a: Hans J. Arnqvist; Malin C. Westerlund; Mats Fredrikson; Johnny Ludvigsson; Maria Nordwall Fuente: Diabetes Care dc220239  mpact of HbA1c Followed 32 Years From Diagnosis of Type 1 Diabetes on Development of Severe Retinopathy and Nephropathy: The VISS Study

Los niveles de azúcar en sangre a largo plazo, HbA1c, se pueden utilizar para determinar con precisión el riesgo de que una persona con diabetes tipo 1 desarrolle complicaciones oculares y renales. Un estudio de la Universidad de Linköping, Suecia, ha demostrado que este nivel debe ser inferior a 53 mmol/mol (7%). El estudio ha seguido a personas durante más de 30 años después del inicio de la diabetes tipo 1, y los resultados se publicaron en Diabetes Care.

Las personas con diabetes pueden sufrir daños en los pequeños vasos sanguíneos de varios órganos. Las razones de esto no están claras, pero se sabe desde la década de 1990 que un buen control de los niveles de azúcar en la sangre reduce el riesgo de complicaciones. Sin embargo, no ha quedado claro qué nivel de azúcar a largo plazo, HbA1c, deben tener las personas con diabetes tipo 1 para evitar daños graves en los vasos sanguíneos de los ojos y los riñones.

Resumen

Objetivo

Evaluar la HbA1c seguida desde el diagnóstico, como predictor de complicaciones microvasculares graves (es decir, retinopatía diabética proliferativa [PDR] y nefropatía [macroalbuminuria]).

Metodología

En un estudio observacional basado en la población, 447 pacientes diagnosticados con diabetes tipo 1 antes de los 35 años de edad entre 1983 y 1987 en el sureste de Suecia fueron seguidos desde el diagnóstico hasta 2019. La HbA1c media ponderada a largo plazo (wHbA1c) se calculó integrando el área bajo todos los valores de HbA1c. Las complicaciones se analizaron en relación con la wHbA1c clasificadas en cinco niveles.

Resultados

Después de 32 años, el 9 % no tenía retinopatía, el 64 % no tenía RDP y el 27 % PDR, y el 83 % no tenía microalbuminuria, el 9 % microalbuminuria y el 8 % macroalbuminuria. Los pacientes con wHbA1c casi normal no desarrollaron RDP ni macroalbuminuria.

Los valores más bajos de wHbA1c asociados con el desarrollo de RDP y nefropatía (macroalbuminuria) fueron 7,3 % (56 mmol/mol) y 8,1 % (65 mmol/mol), respectivamente. La prevalencia de PDR y macroalbuminuria aumentó con el aumento de wHbA1c, siendo 74 % y 44 % en la categoría más alta, wHbA1c > 9,5 % (> 80 mmol/mol).

En comparación con el seguimiento realizado después de 20-24 años de duración, la prevalencia de RDP aumentó del 14 al 27 % y la de macroalbuminuria del 4 al 8 %, y ambas aparecieron con valores más bajos de wHbA1c.

Conclusiones

La wHbA1c seguida desde el diagnóstico es un biomarcador muy fuerte para la RDP y la nefropatía, y la prevalencia de ambas sigue aumentando 32 años después del diagnóstico. Para evitar la RDP y la macroalbuminuria en pacientes con diabetes tipo 1, se debe recomendar una HbA1c <7,0 % (53 mmol/mol) y lo más normal posible cuando se pueda lograr sin hipoglucemia grave y con una buena calidad de vida.


Comentarios

“Nuestro estudio determina con precisión los niveles de azúcar a largo plazo que pueden evitar complicaciones. Este conocimiento puede aumentar la motivación de una persona para mantener bajo control su nivel de azúcar en la sangre”, dice Hans Arnqvist, profesor emérito de la Universidad de Linköping y líder del estudio.

Los investigadores del estudio actual, conocido como VISS (Complicaciones vasculares diabéticas en el sureste de Suecia), han seguido a todos los niños y adultos menores de 35 años que desarrollaron diabetes tipo 1 durante el período 1983-1987 y que recibieron atención en el South-East Healthcare. Región de Suecia. Las 447 personas recién diagnosticadas en la región durante este período se incluyeron en el estudio. Los investigadores han seguido los valores de HbA1c de los pacientes, que reflejan sus niveles promedio de azúcar en la sangre durante un período más largo. También han monitorizado el desarrollo de daño ocular y renal en estos pacientes durante un período de entre 32 y 36 años después del diagnóstico.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022