La etapa previa a la demencia | 07 AGO 22

Trastornos de la marcha en la enfermedad de pequeños vasos cerebrales

Este estudio destaca el papel de la enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños cerebrales (CSVD) en las anomalías de la marcha.
Autor/a: Helena M Blumen, Oshadi Jayakody, et al. Fuente: International Journal of Stroke Gait in Cerebral Small Vessel Disease, Pre-Dementia and Dementia: A Systematic Review

Aspectos destacados

Las anomalías de la marcha y las caídas después de un accidente cerebrovascular son problemas importantes y están poco investigados. Esta revisión sistemática de los patrones de marcha deficientes en condiciones típicamente asociadas con un aumento de las caídas, como la enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños cerebrales (CSVD; definida principalmente por marcadores de neuroimagen), deterioro cognitivo leve (DCL; DCL tanto amnésico como no amnésico) y demencia (Alzheimer, enfermedad vascular y demencia con cuerpos de Lewy).

Los resultados de la marcha se dividieron en cualitativos (apraxia, marcha hemiparética, etc.), semicuantitativos (medidos mediante escalas clínicas como la escala Timed Up and Go) y métricas cuantitativas de la marcha (medidas mediante índices sofisticados como la variabilidad de la longitud del paso).

No solo las enfermedades de la sustancia blanca y gris en varias estructuras subcorticales profundas se asociaron con deterioro de la movilidad y marcha más lenta, se observó disminución de la marcha con progresión de CSVD incluso sin demencia. Las anomalías de la marcha se observaron con mayor frecuencia en DCL vascular y demencia o demencia con cuerpos de Lewy que en la demencia de Alzheimer.

Este estudio destaca el papel de la enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños cerebrales (CSVD) en las anomalías de la marcha.

Las modificaciones agresivas de los factores de riesgo vascular y la prevención de la progresión de la CSVD pueden mejorar potencialmente el resultado de la movilidad y prevenir las caídas en la población que envejece.

Resumen

Antecedentes

Las interrelaciones entre la marcha, la enfermedad de los vasos sanguíneos cerebrales pequeños (CSVD) y los deterioros cognitivos en el envejecimiento no se comprenden bien, a pesar de su coexistencia común.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022