Características clínicas y epidemiológicas | 10 MAY 22

Mortalidad materna vinculada a COVID-19 en América Latina

Resultados de una base de datos colaborativa de varios países de 447 muertes
Autor/a: Fabian Maza-Arnedo, Angel Paternina-Caicedo, Claudio G. Sosa, Bremen de Mucio, José Rojas-Suarez, Lale Say, et al. Fuente: The Lancet Public Health  Maternal mortality linked to COVID-19 in Latin America: Results from a multi-country collaborative database of 447 deaths

Introducción

Desde que se informó el primer brote de COVID-19 en diciembre de 2019 en Wuhan, China, la enfermedad se ha propagado rápidamente en todo el mundo, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional el 30 de enero de 2020 hasta el 12 de diciembre de 2021, se habían reportado más de 269 millones de infecciones y 5,3 millones de muertes por COVID-19 en todo el mundo.

Las mujeres embarazadas y en posparto generalmente son más susceptibles a desarrollar infecciones virales graves debido a las adaptaciones fisiológicas que ocurren durante el embarazo. En epidemias anteriores de coronavirus del virus del síndrome de dificultad respiratoria aguda grave y del virus del síndrome respiratorio de Oriente Medio, las mujeres embarazadas tenían tasas de letalidad más altas y más complicaciones que las mujeres no embarazadas.

Según los datos de los primeros cinco meses de la pandemia de COVID-19, algunos informes sugirieron que las mujeres embarazadas no corrían un mayor riesgo de resultados adversos significativos en las infecciones por SARS-CoV-2. Además, las tasas de mortalidad materna debidas al SARS-CoV-2 parecen haberse mantenido, al menos inicialmente, en línea con los niveles previos a la pandemia, siendo el curso de la enfermedad principalmente benigno.

A diferencia de esos primeros estudios, el análisis posterior reveló que las mujeres embarazadas infectadas tenían más probabilidades de ser admitidas en cuidados intensivos, recibir ventilación invasiva, tratamiento de oxigenación por membrana extracorpórea y morir en comparación con las mujeres no embarazadas en edad reproductiva.

Actualmente, de los pocos estudios provenientes de países de ingresos bajos y medianos que comparan los niveles y las tendencias de la mortalidad materna, antes y durante la pandemia de COVID-19, se encontró un aumento de las muertes maternas. Hay dos vías hipotéticas por las cuales los niveles de mortalidad materna podrían cambiar: ya sea por el agravamiento de la infección por SARS-CoV-2 debido al estado de embarazo o por interrupciones en el acceso a los servicios de maternidad.

A partir de fines de marzo de 2021, varios países de las Américas informaron un número considerable de muertes maternas relacionadas con la COVID-19. Una instantánea parcial de la situación en América Latina (LAC) al 15 de junio de 2020 mostró más de 100 muertes maternas relacionadas con COVID-19 de un total de 2291 mujeres embarazadas que dieron positivo por SARS-CoV-2 de seis países de LAC.

Identificar las características que pueden conducir a la muerte es fundamental en las mujeres embarazadas y puérperas con COVID-19. Por lo tanto, este estudio tiene como objetivo describir y analizar las características clínicas y epidemiológicas de las muertes maternas asociadas a COVID-19 registradas en una base de datos colaborativa multipaís de América Latina.

Antecedentes

Este estudio tuvo como objetivo describir las características clínicas de las muertes maternas asociadas a COVID-19 registradas en una base de datos colaborativa multipaís latinoamericana.

Métodos

Este fue un estudio observacional implementado del 1 de marzo de 2020 al 29 de noviembre de 2021 en ocho países de América Latina. La información se basó en el Sistema de Información Perinatal del Centro Latinoamericano de Perinatología, Salud de la Mujer y Reproductiva. Resumimos las variables categóricas como frecuencias y porcentajes y las variables continuas en medianas con rangos intercuartílicos.

Resultados

  • Se identificaron un total de 447 muertes.
     
  • La mediana de edad materna fue de 31 años.
     
  • El 86,4% de las mujeres se infectaron antes del parto, y la mayoría de los casos (60,3%) se detectaron en el tercer trimestre del embarazo.
     
  • Los síntomas más frecuentes en la primera consulta e ingreso fueron disnea (73,0%), fiebre (69,0%) y tos (59,0%).
     
  • Se informó disfunción orgánica en el 90,4% de las mujeres durante el ingreso. Un total de 64,8%
    de mujeres ingresaron en cuidados intensivos durante una mediana de ocho días.
     
  • En la mayoría de los casos, la muerte ocurrió durante el puerperio, con una mediana de siete días entre el parto y la muerte.
     
  • El parto pretérmino fue la complicación perinatal más común (76,9%) y el 59,9% fueron de bajo peso al nacer.
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022