No se detectaron problemas de seguridad graves | 14 FEB 22

¿Qué ocurre si se infecta a voluntarios con SARS-COV2?

Primer estudio de desafío humano con SARS-CoV-2,

Introducción

La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es un síndrome clínico complejo causado por el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2). A pesar de la extensa investigación sobre la enfermedad grave de los pacientes hospitalizados y muchos estudios grandes que llevaron a la aprobación de vacunas y antivirales, la propagación global del SARS-CoV-2 continúa y, de hecho, se está acelerando en muchas regiones.

Las infecciones suelen ser leves o asintomáticas en personas más jóvenes, pero es probable que impulsen la transmisión en la comunidad y el curso temporal detallado de la infección y la infectividad en este contexto no se ha dilucidado por completo.

La infección humana deliberada de voluntarios de bajo riesgo permite la medición longitudinal exacta de la cinética viral, las respuestas inmunológicas, la dinámica de transmisión y la duración de la diseminación infecciosa después de una dosis fija de virus bien caracterizado.

Bajo estas condiciones estrictamente controladas, los factores del huésped que conducen a diferencias en el resultado clínico pueden probarse e inferirse de manera sólida. Si bien se ha intentado el desafío de infección humana durante pandemias anteriores, ninguno se ha establecido con éxito y no existen informes recientes de desafío humano por coronavirus (incluido el SARS-CoV-).

Resumen

Para establecer un nuevo modelo de exposición humana al SARS-CoV-2, 36 voluntarios de entre 18 y 29 años sin evidencia de infección previa o vacunación fueron inoculados con 10 TCID50 de un virus de tipo salvaje (SARSCoV-2/human/GBR/484861/2020) por vía intranasal.

Dos participantes fueron excluidos del análisis por protocolo debido a la seroconversión entre la detección y la inoculación.

Dieciocho (~53%) se infectaron, y la carga viral (VL) aumentó abruptamente y alcanzó su punto máximo ~5 días después de la inoculación.

El virus se detectó por primera vez en la garganta, pero aumentó a niveles significativamente más altos en la nariz, alcanzando un máximo de ~8,87 log10 copias/ml (mediana, IC del 95 % [8,41, 9,53].

El virus viable fue recuperable de la nariz hasta ~10 días después de la inoculación, en promedio.

No hubo eventos adversos graves. 16 (89 %) de las personas infectadas informaron síntomas leves a moderados, que comenzaron de 2 a 4 días después de la inoculación.

La anosmia/disosmia se desarrolló de manera más gradual en 12 (67 %) participantes.

No se observó una correlación cuantitativa entre la VL y los síntomas, con VL altas incluso en infecciones asintomáticas, seguidas por el desarrollo de anticuerpos neutralizantes y específicos del pico sérico.

Sin embargo, los resultados del flujo lateral se asociaron fuertemente con el virus viable y el modelo mostró que las pruebas rápidas dos veces por semana podían diagnosticar la infección antes de que se generara el 70-80% del virus viable.

Por lo tanto, en este primer estudio de desafío humano con SARS-CoV-2, no se detectaron señales de seguridad graves y se mostraron las características detalladas de la infección temprana y sus implicaciones para la salud pública.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022