La experiencia en el condado de Los Ángeles | 27 ENE 22

La inmunidad colectiva contra la COVID-19 es poco probable

Hacer frente a la enfermedad probablemente dependa de la vacunación, el tratamiento y garantizar una capacidad hospitalaria adecuada
Autor/a: Neeraj Sood, PhD; Olivier Pernet, PhD; Chun Nok Lam, PhD, MPH; et al Fuente: JAMA Netw Open doi:10.1001/jamanetworkopen.2021.44258 The LA Pandemic Surveillance Cohort Study

Introducción

Comprender la presencia de respuestas inmunitarias adaptativas que están asociadas con la protección contra la enfermedad (inmunidad protectora potencial) causada por el SARS-CoV-2 a nivel de la población es fundamental para la política pública. La inmunidad protectora potencial se puede adquirir a través de la vacunación o de una infección previa.

Utilizamos el historial de vacunación o la presencia de anticuerpos específicos para el dominio de unión al receptor (anticuerpos RBD) de la proteína espiga del virus SARS-CoV-2 como marcadores potenciales de inmunidad protectora potencial, ya que ambos están fuertemente asociados con la presencia de anticuerpos neutralizantes. Anticuerpos.

Realizamos encuestas y pruebas serológicas en una muestra comunitaria representativa para estimar la fracción de la población adulta del condado de Los Ángeles (LAC) que tenía inmunidad protectora potencial en abril de 2021. Probamos las diferencias en la inmunidad protectora potencial por demografía y si la presencia de anticuerpos RBD disminuyó con el tiempo desde la infección.

Discusión

Este estudio encontró que en abril de 2021 aproximadamente el 72 % de los adultos de LAC  tenían inmunidad protectora potencial contra el SARS-CoV-2. A pesar de este alto nivel de inmunidad de la población y los continuos esfuerzos de vacunación, el condado de Los Ángeles experimentó un aumento en los casos de COVID-19 en julio de 2021, lo que sugiere que alcanzar la inmunidad colectiva podría ser más difícil de lo previsto.

Las tasas de inmunidad protectora potencial fueron mucho más bajas para las personas negras y las de hogares de bajos ingresos, lo que justifica mayores esfuerzos de vacunación para estas comunidades. Los hallazgos también sugieren una incidencia acumulada de infección mucho más alta en áreas de alta pobreza, lo que probablemente contribuyó a las marcadas disparidades socioeconómicas en las tasas de mortalidad por COVID-19 observadas.

Casi todas las personas no vacunadas con infección previa tenían anticuerpos RBD, aunque muchos participantes tenían infecciones varios meses antes de la prueba de anticuerpos. Esto sugiere que los anticuerpos RBD no estaban disminuyendo.

El estudio tiene limitaciones. Utilizamos vacunas autoinformadas y presencia de anticuerpos como marcador de inmunidad en lugar de, por ejemplo, medir la inmunidad mediada por células. Aunque ponderamos nuestras estimaciones para que coincidan con el porcentaje de casos confirmados y el porcentaje de vacunados, los 2 factores más importantes asociados con la inmunidad protectora, no podemos descartar el sesgo de selección.


Comentarios

La inmunidad colectiva contra la COVID-19 es poco probable, y hacer frente a la enfermedad probablemente dependa de la vacunación, el tratamiento y garantizar una capacidad hospitalaria adecuada, afirma un nuevo estudio realizado en el condado de Los Ángeles.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022