Ni tortura ni paraíso | 12 FEB 18

La residencia médica en el banquillo

Una reflexión del profesor Alcides Greca (UNR) que procura poner en su justa dimensión una instancia de formación médica que recibe apoyos y críticas
Autor/a: Dr. Alcides Greca 

El sistema de residencia médica tiene una trayectoria de varias décadas en la Argentina y en el mundo y se ha considerado desde sus inicios como un extraordinario avance en la formación de postgrado, ampliamente superador de los antiguos practicanatos y concurrencias a los servicios asistenciales de los hospitales. Sus pilares definitorios han sido la dedicación exclusiva, la práctica intensiva con responsabilidad directa del médico residente sobre los pacientes a su cargo, la formación académica que incluye actividades de investigación clínica y de extensión a la comunidad y la supervisión cuidadosa por parte de los médicos de planta que desempeñan un doble rol docente – asistencial (instructores de postgrado y jefes de servicio).

Es casi unánime el recuerdo emocionado que los médicos que han vivido esta experiencia única en la vida profesional, guardan de ella al cabo de los años. El reconocimiento de su valor formativo a la distancia no parece condecirse con las críticas, a veces ásperas y despiadadas que quienes la están transitando en tiempo presente, formulan contra ella.

Suele decirse por ejemplo:

a) Que el trabajo que debe realizar el residente es excesivo y que semejante esfuerzo no es un justo precio a pagar por la formación médica.

b) Que la guardia de 24 horas es una tradición que se mantiene por mera inercia, cuando está ampliamente demostrado que la relación sueño / vigilia debe respetarse en sus límites fisiológicos so  pena de disminuir peligrosamente el rendimiento intelectual de los médicos, con sus imaginables consecuencias sobre la salud de los pacientes

c) Que el burn out está a la orden del día en las residencias, como consecuencia de un sistema que resulta degradante para el joven profesional en formación.

d) Que las remuneraciones son inadecuadas.

e) Que en las residencias reina un clima de estructura militar que se basa en la pedagogía de la humillación haciendo honor al viejo dicho de que “la letra con sangre entra”.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021